Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Solidaridad

El día mundial se celebra el 7 de octubre

El apoyo a la Jornada por el Trabajo Decente responde al impulso de Juan Pablo II y no a una respuesta del 15-M

Por iniciativa de la Iglesia, organizaciones católicas convocan por segundo año actos públicos desvinculados de los partidos políticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El próximo 7 de octubre se celebra por sexto año consecutivo, la Jornada Mundial por el Trabajo Decente convocado por la Organización Internacional del Trabajo. Decenas de miles de personas se movilizan en todo el mundo en defensa de los derechos de las personas y del trabajo decente.

Cartel de la Jornada de las organizaciones de la Iglesia. Cartel de la Jornada de las organizaciones de la Iglesia.

Con motivo de esta Jornada, las organizaciones de Iglesia que impulsan la iniciativa #IglesiaporelTrabajoDecente –Cáritas, CONFER, HOAC, Justicia y Paz, Juventud Estudiante Católica y Juventud Obrera Cristiana— convocan por segundo año consecutivo diversos actos públicos en las distintas diócesis del país.

“Que las organizaciones de la Iglesia nos sumemos a esta Jornada, no es una consecuencia de la crisis económica española ni de las reivindicaciones del 15-M. Es una iniciativa que parte de San Juna Pablo II, cuando se unió a la llamada de la OIT”, explican a Religión Confidencial fuentes de la organización.

Algunos obispos se han unido a estos actos convocados en todas las diócesis españolas, como el de Huelva, monseñor José Vilaplana, el de Mondoñedo-Ferrol,  Luis Ángel de las Heras o Julián Barrio Barrio, Arzobispo de Santiago de Compostela. Además de Eucaristías y vigilias, también se han organizado mesas redondas en las que se han invitado a representantes sindicales de Comisiones Obreras y UGT.  

A la luz de la doctrina de la Iglesia  

“A la luz de la Doctrina Social de la Iglesia, los distintos papás han escrito encíclicas con el objetivo de llamar la atención para dignificar el trabajo y la dignidad de las personas. El ser humano es imagen y semejanza de Dios y el trabajo, además de dar la oportunidad al hombre de implicarse en la creación, es imprescindible para el trabajo del ser humano”, explican desde las organizaciones de la Iglesia a Religión Confidencial.

Las mismas fuentes explican que el “obrero de hace 60 años se identifica hoy en día con las personas que tienen un empleo precario, con condiciones indignas. Las periferias, como dice el Papa Francisco”.

Las ciudades y plazas de más de 40 ciudades españolas serán el escenario de las actividades programadas por estas entidades para renovar su compromiso de seguir construyendo y exigiendo una sociedad que defiende el trabajo decente: “Hacemos un llamamiento a todos los partidos políticos, sindicatos y empresarios”, declaran las mismas fuentes a este Confidencial.

Para las entidades convocantes, la defensa del trabajo decente implica, entre otros puntos: poner en el centro a la persona y romper la actual lógica de pensar y organizar el trabajo desde lo económico y los intereses de unos pocos; - Plantear el sentido y el valor del trabajo más allá del empleo; - Luchar por unas condiciones ldignas de empleo; Articular el trabajo y el descanso de forma humanizadora y Luchar para que el acceso a derechos humanos como la sanidad, la vivienda o la educación no esté condicionado a tener un empleo.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·