Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Por Mercedes de la Torre

La comisión de protección de menores no es un tribunal

Entrevista al padre jesuita Humberto Miguel Yáñez, miembro de la comisión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La nueva comisión de protección de menores "no es un tribunal" sino que ha sido instituida para “asesorar” al Papa en este tema y “proponerle las mejores prácticas y políticas” a aplicar en la Iglesia, lo precisa a Religión Confidencial uno de sus miembros, el jesuita argentino Humberto Miguel Yáñez.

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Desde el punto de vista pastoral la cuestión clave es el “acompañar” porque “a las víctimas hay que escucharlas” y éste ha sido uno de los mensajes que el Papa Francisco ha lanzado el pasado 7 de julio en el Vaticano al recibir seis personas víctimas de abuso sexual por parte de miembros del clero.

Vale la pena destacar “el valor simbólico” del gesto del Obispo de Roma y sobre todo el mensaje “muy claro y muy fuerte” que ha dado a la jerarquía eclesiástica del mundo. El Papa no puso límites de horario y dedicó toda la mañana a escuchar a cada uno de los invitados, como lo informamos en este artículo de Religión Confidencial.

Una vez más Francisco pone el ejemplo del “estilo” pastoral y se pone “como modelo” para animar a todos los obispos a investigar y acompañar a la gente porque “somos conscientes que este daño cometido a un menor es para toda la vida”, ha confiado el padre Yáñez.

En esta línea, el miembro argentino de la comisión de protección de menores ha reiterado en la importancia de acompañar “sin dudar en la víctima, con un apoyo total y con la firme determinación de esclarecer los casos ya que hay situaciones que no son automáticamente claras”.

Ante diferentes acusaciones de encubrimiento por parte de algunos líderes de la Iglesia, el padre Yáñez ha explicado que “si ha habido alguna política errática por parte de algunos” es algo que “tiene que cambiar lo antes posible” pero es importante darle “tiempo al Papa” y ha citado las palabras del Papa en la homilía del pasado 7 de julio “no hay lugar en el ministerio de la Iglesia para aquellos que cometen estos abusos”.

En estos casos, la Iglesia cuenta con diferentes organismos para seguir el proceso previsto en el que el obispo recibe las denuncias y verifica que sean ciertas -en caso de una eventual acusación injusta- pero si la persona no tiene confianza en el ordinario del lugar puede presentarla también directamente a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Este proceso no es de competencia de la nueva comisión de protección de menores que por ahora trabaja en sus estatutos, ha precisado el padre Yáñez quien ha añadido que en el futuro la comisión tendrá un lugar físico y trabajará en subgrupos de acuerdo a las diferentes competencias. Por este motivo, la comisión pedirá consejo también a otros expertos y se espera que se incorporen también nuevos miembros, como el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi lo había ya anunciado.

Twitter: @mercedesdelat

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·