Sábado 24/02/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

La próxima cita será en Panamá

Así vivieron los peregrinos españoles la JMJ

A pesar de la escasez de agua, los 30.000 jóvenes que viajaron con la Conferencia Episcopal disfrutaron de la cita con el papa entre fuertes medidas de seguridad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La JMJ llegó a su fin este domingo con los actos y la misa de clausura. El papa Francisco anunció que la siguiente Jornada Mundial de la Juventud será en Panamá.


Españoles en la JMJ. Españoles en la JMJ.

"La Providencia de Dios siempre nos precede. Pensad que ya ha decidido cuál será la próxima etapa de esta gran peregrinación iniciada por san Juan Pablo II en 1985. Y por eso os anuncio con alegría que la próxima Jornada Mundial de la Juventud -después de las dos de ámbito diocesano- será en 2019 en Panamá".

Con estas palabras cerró el discurso Su Santidad, anunciando el destino de la siguiente peregrinación. Es curioso, ya que hace dos días un guardaespaldas del presidente de Panamá, fue retenido y liberado durante los controles por la presencia del papa Francisco, antes de vigilia con los jóvenes.

De los casi 2.000.000 de jóvenes que partieron a Polonia hace dos semanas, 31.500 eran españoles. Religión Confidencial ha podido recoger las declaraciones de varios de ellos.

“Lo que más nos ha sorprendido es la seguridad de estos días en todo Polonia, parecía una guerra”, afirman varios peregrinos de Madrid.

“Las estaciones de tren y el transporte, saturadísimos. Eso sí, el servicio turístico y hospitalario del país, increíble, se nota que han trabajado para que salga todo bien”, explican jóvenes de Vitoria a este Confidencial.

Principio y fin, lo mejor

Llegar desde España no fue tarea fácil. Algunos grupos viajaron en avión, unos haciendo escala, otros en vuelo directo.

Otros grupos han viajado en autobús, haciendo escala en Barcelona, Francia, Alemania, Budapest y llegando a Alemania el día anterior al inicio de los actos. Otros (como la Diócesis de Vitoria) pasaron antes por Santiago de Compostela para celebrar el 25 la fiesta del patrono de España.

Sin duda todos coinciden en lo mismo, “la JMJ comienza el día que se hace la maleta”.

Algunas expediciones, como la de la Parroquia de Santa Genoveva de Majadahonda, Madrid, tuvieron un parón en medio de la travesía tras chocar con un atasco que le impidió al conductor del autobús conducir más horas el lunes.

Nos quedamos sin agua de repente un par de días, pero también pasó en la JMJ de Madrid y en Río de Janeiro. Hemos sabido distribuir bien nuestro alimento y bebida. Tiene mérito para venir desde tan lejos”, señala un grupo de mujeres de Navarra, que viajaron en autobús más de un día, noche incluida.

"Los servicios dejaban bastante que desear y la inmensa cantidad de gente podía llegar a ser agobiante. Más de una se ha caído", afirman peregrinas madrileñas. Sin embargo, también destacan que "todo ha merecido la pena".

Los dos últimos días han sido muy intensos. Mientras Francisco ha mandado repetidamente el mensaje de “ir contracorriente y no dejarse llevar”, los jóvenes recuerdan la Vigilia como “uno de los ratos de oración más intensos de su vida”.

Tal y como contamos en RC, de las frases más destacas del Sumo Pontífice, la inmensa mayoría de los peregrinos se quedan con el “¿Dónde está Dios?” que tanta repercusión causó.

Pero no todo son ratos de oración intensos, largas peregrinaciones y rezos. Además de todo ello –foco central junto a la figura del joven en este evento– la Jornada Mundial de la Juventud ha dejado varios momentos divertidos.

Los dos más comentados en las redes sociales son de carácter musical. El primero de ellos, la interpretación en directo de “Like a Virgin” de Madonna por Sor Cristina, la monja que ganó “La Voz en Italia”.

El segundo de ellos tiene como protagonista a un sacerdote que está arrasando en internet, gracias a un baile a ritmo de música mexicana. Un grupo de jóvenes se animó a acompañar los movimientos del sacerdote, que había sido bailarín, improvisando una gran coreografía.

Jesús espera que, entre tantos contactos y chats que tenéis cada día, el primer puesto lo ocupe el hilo de oro de la oración”, añadió el papa dando un toque de atención a las nuevas generaciones, en la clausura de la JMJ más marcada por las redes sociales. 

Destacó Periscope, la aplicación de Twitter, gracias a la cual más de 10.000 peregrinos han podido seguir desde su móvil la cita con el Pontífice.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·