Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Actualizado a las 14:30

El Vaticano acepta las recomendaciones de la ONU sobre la pederastia pero recuerda que no se pueden meter en cuestiones de fe

Roma admite, una vez más, que hace falta extremar el control sobre los casos de pederastia, pero pide a la ONU que no interfiera "en la enseñanza de la Iglesia Católica sobre la dignidad de la persona humana y en el ejercicio de la libertad religiosa".

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Naciones Unidas ha hecho publico el contenido de su informe sobre los casos de abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia. Pide a la Santa Sede un mayor control. En este sentido, tanto el Papa Benedcito como el Papa Francisco han tomado cartas en el asunto y están poniendo todos los mecanismos necesarios para evitar que se vuelvan a repetir estos abusos. 

A pesar de que Roma acata las sugerencias del informe, ha criticado la injerencia que supone el documento en algunos puntos en los que Naciones Unidas se atreve a decir a la Iglesia incluso que los pederastas deberían ser expulsados. 

Por su interés, publicamos a continuación el comunicado emitido esta mañana por la Oficina de Prensa de la Santa Sede sobre el informe dado a conocer esta mañana por el Comité de las Naciones Unidas para los Derechos de los Niños:

“El Comité para los Derechos de los Niños, al final de su LXV sesión, ha publicado sus Observaciones Conclusivas después de haber examinado los Informes de la Santa Sede y de cinco Estados Parte de la Convención sobre los Derechos de los Niños (Congo, Alemania, Portugal, Federación Rusa y Yemen).

Según los procedimientos particulares previstos para las Partes de la Convención, la Santa Sede toma acto de las Observaciones Conclusivas sobre los Informes propios, que serán sometidas a detallados estudios y exámenes con pleno respeto de la Convención en los diferentes ámbitos presentados por el Comité según el derecho y la praxis internacional así como teniendo en cuenta el debate público interactivo con el Comité que tuvo lugar el pasado 16 de enero de 2014.

La Santa Sede, lamenta, sin embargo, ver en algunos puntos de las Observaciones Conclusivas un intento de interferir en la enseñanza de la Iglesia Católica sobre la dignidad de la persona humana y en el ejercicio de la libertad religiosa.

La Santa Sede reitera su compromiso en la defensa y la protección de los derechos de los niños, en línea con los principios promovidos por la Convención sobre los Derechos de los Niños y según los valores morales y religiosos que ofrece la doctrina católica”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·