Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:34h

·Publicidad·

Vaticano

Se confiesa creyente

El ex ministro Moratinos propone utilizar la encíclica Laudato Sí para las políticas medioambientes

Es el presidente de la Red Española para el Desarrollo Sostenible y acaba de reunir a representes de la Iglesia y miembros del PSOE para celebrar el aniversario de la carta de Francisco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ex ministro del gobierno de Zapatero, Miguel Ángel Moratinos, presidente de la Red Española para el Desarrollo Sostenible, adscrita a Naciones Unidas, ha conseguido reunir en una misma mesa redonda a representantes de la Curia romana, como el obispo Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo y a la ex ministra socialista de Medio Ambiente Cristina Narbona, actual miembro de la Global Ocean Comisssión. El objetivo era celebrar el aniversario de la encíclica Laudato Sí del Papa por su importancia social.   

Miguel Ángel Moratinos, en el encuentro para celebrar el impacto de la encíclica Laudato Sí. Miguel Ángel Moratinos, en el encuentro para celebrar el impacto de la encíclica Laudato Sí.

Ministro de Exteriores del anterior gobierno socialista, Miguel Ángel Moratinos ha asegurado a Religión Confidencial que “la encíclica Laudato Sí del Papa Francisco sobre el cuidado de la casa común, supuso un electroshock para los países que estaban debatiendo en ese momento la nueva agenda global de desarrollo sostenible y un acuerdo sobre el cambio climático. Agradezco a Su Santidad que haya guiado el camino con su liderazgo espiritual. Le debemos esa fuerza de movilización”.

Por esta razón, propone que Laudato Sí se tome en cuenta a la hora de elaborar las políticas medioambientales de los países.  En su opinión, “ha sido una de las encíclicas con mayor impacto, que se publicó en el momento justo y que supuso un nuevo impulso a la agenda medioambiental y una llamada a defender la dignidad humana”.

Este Confidencial le preguntó a Moratinos si el Papa tiene actualmente más fuerza que Greenpeace en la defensa del medioambiente: “Se complementan. Creo que la fuerza ética y moral del Papa ha permitido que la organización ecologista trabaje con mayor impulso”.

Moratinos explica a RC el objetivo de reunir en una misma mesa redonda a representantes de la Iglesia y miembros del PSOE: “Necesitamos realizar un trabajo colectivo desde ámbitos distintos si queremos un mundo más sostenible. Por lo tanto, no hay que crispar, sino unir respetando cada espacio espiritual e individual”.  

Reunión con la Conferencia Episcopal

El presidente la Red Española de Desarrollo Sostenible (REDS) ha revelado a este Confidencial que mantuvo una reunión “muy satisfactoria” con la Conferencia Episcopal a la vez que asegura su deseo de trabajar conjuntamente con la Iglesia Española para propiciar una cultura más sostenible.

Además del obispo Marcelo Sánchez Sorondo (rector de la Academia Pontificia de las Ciencias de Roma) y Cristina Narbona, en la mesa redonda celebrada el pasado miércoles, han participado Carlos del Álamo, vicepresidente del grupo de empresas de consultoría TYPSA, el vicerrector de la Universidad Pontificia de Comillas, Pedro Linares, el coordinador de campaña de Manos Unidas, Marco Gordillo y la profesora de periodismo del CEU, María José Pou. También estaba prevista la intervención de la alcaldesa de Madrid, Manuel Carmena, quien se excusó por asistir al Pleno municipal.  

Monseñor Sorondo afirmó que esta encíclica apela a la fe pero también a “la filosofía y la ciencia” y aseguró que “si no se cambian los modos de consumo la humanidad, el mundo se encamina a una especie de suicidio”.

Manos Unidas modifica su forma de trabajar

Por su parte, el representante de Manos Unidas, Marco Gordillo ha declarado a este confidencial que desde la reflexión cristiana, esta encíclica marca los desafíos a los que nos enfrentamos: “La persistencia de la pobreza, el aumento de la desigualdad y un modo de trabajar injusto apropiándose de la naturaleza y espoliándola sin tener en cuenta las consecuencias”.

Gordillo asegura que el Papa es muy respetado en los ámbitos no creyentes y que Laudato Sí ha supuesto “una sacudida de conciencia en los ámbitos eclesiales. Organizaciones como Manos Unidas hemos cambiado nuestra forma de trabajar: para combatir la pobreza hay que cuidar el planeta”.  

De hecho recuerda que 1.500 millones de personas en el mundo viven con menos de un dólar al día y que subsisten gracias a lo que cultivan. “Por eso la importancia de cuidar el ecosistema”, asegura Gordillo quien recuerda que cualquier proyecto de desarrollo, para que sea sostenible debe ser viable económicamente, socialmente justo y que cumplan los criterios medioambientales.

La economía no es solo el dinero

Por su parte, Pedro Linares, vicerrector de la Universidad de Comillas, ha declarado a RC que “el Papa ha asumido un liderazgo moral muy importante en el ámbito de la ecología, ha sido capaz de incluir la clave espiritual en el debate, y de hacer más visible el papel de las religiones y de los comportamientos individuales en las acciones a tomar para cuidar de la Tierra. También ha puesto en primera plana el componente social que es inseparable de la crisis ambiental, al hablar de una “crisis integral”. Muchas instituciones han asumido inmediatamente este mensaje que estaba más escondido”.

También ha hecho replantearse a muchos católicos cuál debe ser su posición respecto a al cambio climático y respecto a la justicia social: “Que la economía no puede ser sólo el dinero, sino también la justicia, y que la ecología no puede ser sólo la naturaleza, sin incluir a la especie humana. También nos recuerda que la sostenibilidad no es sólo el medio ambiente, sino que debe incluir cuestiones sociales, económicas, institucionales”, sostiene Linares. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·