Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Religiones

Consideran que el laicismo agresivo es una reacción al clericalismo

Protestantes respaldan la escuela concertada: “Un estado laico no es intervencionista sino que apoya la iniciativa civil”

La Iglesia Evangélica Española cuenta con varios colegios. Defiende los conciertos “no tanto desde la confesionalidad sino por el derecho a la libertad de enseñanza”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Zamora, decano de la Facultad de Teología del Centro SEUT perteneciente a la Iglesia Evangélica Española, argumenta que la tradición protestante ha defendido desde siempre la laicidad de un Estado. Sin embargo, considera que si por laico se entiende excluir los religioso del ámbito público, “se cruza un límite que elimina los derechos fundamentales y la libertad individual”.  

Pedro Zamora, último por la derecha, en la firma de un convenio con la Universidad de Comillas. Pedro Zamora, último por la derecha, en la firma de un convenio con la Universidad de Comillas.

En declaraciones a Religión Confidencial, Pedro Zamora afirma que  Iglesia Evangélica defiende la educación concertada no “tanto desde el punto de vista confesional, sino desde el derecho a la libertad civil, el derecho a la libertad de educación, porque laicidad significa apoyar las iniciativas sociales y de las personas, y no dejarlo todo en manos de la intervención del Estado”.

El decano de esta Facultad evangélica argumenta a este Confidencial que la educación en España está muy “politizada y polarizada. No todo es blanco o negro. Si en lugar de haber confrontación entre educación pública y educación privada concertada hubiera colaboración, no surgirían estos problemas”, asegura.

Considera que el laicismo agresivo que está emergiendo en España por parte de algunos sectores, es debido  a una reacción al clericalismo que ha imperado también en nuestro país.

Educación politizada

Recuerda que la tradición protestante apoya todo lo laico pero “estos movimientos sociales y políticos que defienden que toda la educación debe ser pública, lo encuentro una exageración que responde más a cuestiones ideológicas que de apoyo a un estado laico”, afirma Pedro Zamora a este confidencial.

De momento no se han unido a la plataforma Concertados que defiende el derecho de los padres a elegir el tipo de educación, porque se mantienen a la expectativa con el objetivo de propiciar más “diálogo” entre los diferentes sectores educativos. No obstante, el decano de la Facultad de Teología de este centro evangélico, confiesa a RC: “Si nos suprimen el concierto en nuestros dos colegios en Madrid, conculcarían nuestros derechos civiles y no creo que pudieran subsistir nuestros centros”.

En su opinión, los conciertos no suponen “un privilegio, sino un derecho. El problema en España es que la educación está ideologizada y el Estado es muy intervencionista, tanto por los gobiernos del PP como por los del PSOE”, declara.

Cerca de 700.000 protestantes

Por esta razón, este portavoz de la Iglesia Protestante aboga porque el Estado deje más libertad a la iniciativa civil. Recuerda que en todos los países de tradición laica y protestante, como Holanda o Suiza, todas las confesiones religiosas tienen derecho a articular sus colegios, que subsisten con una escuela pública de calidad.

Según la Federación de Iglesias Evangélicas, en España existen cerca de 700.000 personas que profesan la fe protestante de la Iglesia Evangélica, incluyendo al numeroso grupo de personas de raza gitana.

La Fundación Federico Fliedner, institución sin ánimo de lucro de origen protestante,  cuenta en Madrid con dos colegios que nacen en el seno de la Iglesia Evangélica Protestante: El Porvenir y Juan de Valdés, con un total de 2.200 alumnos. Otro de los centros vinculados a este Fundación es la Facultad de Teología SEUT.

En estos colegios, cuyos alumnos son tanto protestantes como católicos, la enseñanza religiosa se basa en los criterios comunes de la Biblia. Respecto a la educación afectivo-sexual, los alumnos reciben una formación integral pero también vinculando la sexualidad al amor.  

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·