Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Guarda prisión domiciliaria en la Santa Sede desde el año pasado

Las autoridades dominicanas elogian la decisión del Vaticano contra el ex arzobispo Wesolowski

Acusado de pederastia en República Dominicana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El procurador general dominicano Francisco Domínguez Brito destacó la "voluntad y el empeño" de las autoridades eclesiales para que el ex nuncio apostólico sea procesado en la Santa Sede.

Józef Wesołowski.

El Vaticano anunció la víspera que Wesolowski será llevado a juicio el 11 de julio, acusado de varios delitos cometidos durante su estadía en Roma desde mediados de 2013 hasta su arresto al año siguiente, y en el periodo transcurrido en la República Dominicana, durante los cinco años en que desempeñó el cargo de representante del Papa. A Wesolowski se le acusa de poseer material pornográfico-pederasta y de abuso sexual a menores.

"Seguiremos haciendo cuantos esfuerzos sean necesarios para que prevalezca la verdad y la justicia con apego a la ley y al derecho internacional; se trata de un caso que ha lastimado profundamente a nuestra sociedad y debe de haber una decisión que se corresponda con el hecho", dijo el procurador dominicano.

Domínguez agregó que el Ministerio Público dominicano ha aportado diferentes pruebas a la causa contra Wesolowski, al señalar que el Estado dominicano, a través de la Procuraduría General de la República, estará atento para atender todas las solicitudes que hagan las autoridades del Vaticano durante el proceso.

"He visto que en este caso hay voluntad y cooperación de parte de las autoridades del Vaticano y valoro el papel de la Santa Sede y del Papa Francisco, que han delimitado cuál debe ser la actitud para que no se cometan injusticias, que si alguien se equivocó que asuma su responsabilidad", agregó el funcionario.

"Ojalá que el temor por este proceso sirva de obstáculo y de referencia para que no se vuelvan a cometer ni en este ni en ningún país del mundo", añadió Domínguez, quien el año pasado viajó a Polonia y a Roma para dar seguimiento los casos de sacerdotes acusados de abuso sexual contra menores de edad en el país y fijar la posición de República Dominicana.

Józef Wesolowski, de 66 años, fue sometido en septiembre del año pasado a arresto domiciliario en Roma, Italia, cuatro meses después de que la alta dirigencia de la Iglesia católica le prohibió ejercer el sacerdocio, tras retirarle la inmunidad diplomática.

Las andanzas del ex representante del Vaticano fueron destapadas por la periodista dominicana Nuria Piera, quien ventiló cómo a lo largo de varios años Wesolowski compró favores sexuales de niños y adolescentes pobres sin que éstos supieran su verdadera identidad.

El ex nuncio apostólico dejó Santo Domingo de manera inesperada en agosto de 2013 y fue destituido de su cargo ese mismo mes por el papa Francisco, con la finalidad de abrirle una investigación.

Durante su permanencia en República Dominicana, Wesolowski estuvo vinculado al también sacerdote polaco Wojciech Waldemar Gil, condenado en marzo pasado a siete años de prisión y al pago de una indemnización de 155.000 zloty (43.892 dólares) por abusar de menores de edad en una localidad del norte dominicano. Los casos de Gil y Wesolowski causaron gran indignación en el país.

La Iglesia católica dominicana pidió perdón a las víctimas de los sacerdotes "desalmados que han abusado de ellos", y solicitó a la justicia actuar "seriamente y con firmeza" para castigar los casos de abuso sexual denunciados en el país, incluido el del ex representante de El Vaticano. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·