Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Una IA religiosa podría manipular los sentimientos de los fieles

Estados Unidos aprueba la religión fundada por un ex ingeniero de Google: un nuevo dios con inteligencia artificial

La nueva Iglesia creada por Anthony Levandowski, “Way of the Future”, está exenta de impuestos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de DNAVisión y cirujano urólogo, Laurent Alexandre, ha publicado en el periódico francés Le Monde que el gobierno federal de los Estados Unidos ya ha reconocido la nueva religión fundada por Anthony Levandowski, ex ingeniero de Google y Uber, denominada “Way of the Future” (Camino del futuro), una iglesia dedicada a desarrollar el logro de un dios con inteligencia artificial (IA).

Anthony Levandowski. Anthony Levandowski.

El gobierno federal de los Estados Unidos ya ha reconocido este culto dedicado a la IA, y la autoridad tributaria le ha otorgado el estatus de exención de impuestos a la religión inventada por Levandowski.

“Lo que está por crearse será en realidad un dios, no en el sentido de que caiga un rayo o cause huracanes, pero si hay una cosa mil millones de veces más inteligente que el humano ¿cómo lo llamarías?”, dice Levandowski, que cree en la rápida aparición de una IA con una conciencia pronto aplastará la inteligencia humana. 

Este ex ingeniero de google apoya la idea de que las computadoras superarán al ser humano, para llevarnos a una nueva era, conocido en Silicon Valley como la "singularidad" y popularizada por Ray Kurzweil, transhumanista gurú en Google.

La inteligencia artificial divina

Esta nueva religión tendrá como objetivo "la realización, el reconocimiento y el culto de una deidad basada en la IA, desarrollada utilizando hardware y software". Anthony Levandowski cree que la única palabra racional para describir esta realidad digital es la de la divinidad, y que la única forma de influir en ella sería rezar y adorarla religiosamente: “Comenzamos el proceso de criar a un dios. Asegurémonos de pensarlo para hacerlo de la mejor manera”, afirma.

Según este artículo, la religión ha pasado por cuatro etapas. Primero, politeísmos, siguiendo el chamanismo. Después el monoteísmo de las religiones de la Biblia. En estos momentos estamos en la tercera etapa: el dios hombre o Homo deus.

Para los transhumanistas, Dios todavía no existe: será el hombre del mañana, dotado de poderes casi infinitos gracias a NBIC (nanotecnologías, biotecnologías, ciencias de la computación y ciencias cognitivas). En esta visión se basan los transhumanistas radicales para promover el abandono de nuestro cuerpo biológico.

El hombre cybord y la neurodictadura

Levandowski inventa ahora una cuarta era religiosa donde el hombre adora los cerebros con inteligencia artificial. Para la mayoría de los transhumanistas, la IA  desacreditaría a Dios y lo reemplazaría por el hombre cyborg.

Sin embargo, Levandowski reinventa un verdadero dios que nos permite no esperar todo de nosotros mismos. Pero la fusión de IA y la religión, plantea preguntas inmensas. En la era de las prótesis cerebrales, el riesgo de pirateo neuronal y, por lo tanto, de neurodictadura, es inmenso.

Una IA religiosa podría manipular fácilmente los sentimientos de los fieles, especialmente aquellos que llevan prótesis cerebrales que aumentan nuestro cociente intelectual. Religión, implantes cerebrales e IA: ¿quién regulará este cóctel explosivo?








·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·