Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Es el 23° país africano en abolir la práctica

Nigeria prohibe por ley las mutilaciones genitales femeninas

Quienes la practiquen o promuevan podrán enfrentarse a cuatro años de prisión y una multa de mil dólares

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Por supuesto, las cosas no van a cambiar de la noche a la mañana y todavía queda mucho camino por recorrer, pero es una gran victoria para las mujeres”, señaló Caterina Dolci, misionera en Nigeria desde hace 30 años, en relación con la aprobación de una ley que prohíbe la Mutilación Genital Femenina (MGF) en el país.

Nigeria

“La mutilación y la infibulación, en general, son prácticas muy comunes en las zonas rurales, que son más tradicionalistas y donde los cambios tardan más en llegar, pero la educación y un sistema de control eficaz puede hacer mucho” observó la religiosa de las Hermanas del Niño Jesús.

La nueva legislación, que fue ratificada la semana pasada por el presidente Goodluck Jonathan, poco antes de entregarle el mandato a su sucesor Muhammadou Buhari, establece que quienes practiquen o promuevan la mutilación podrían enfrentar hasta cuatro años de prisión y una multa de mil dólares.

Nigeria es el 23° país africano en abolir, por ley, una práctica que tiene sus raíces en la cultura tradicional africana. Según estimaciones de la UNICEF, en el continente hay 29 los países donde las MGF sigue siendo practicadas, en su mayoría de forma ilegal.

“Incorporar la idea de que algo que siempre se ha hecho no está bien y que se debe cambiar no es fácil ni inmediato, pero las mujeres africanas no podrán alcanzar su potencial hasta que sus derechos fundamentales de seguridad e integridad física no estén garantizados” señaló la religiosa.

Las mutilaciones genitales femeninas a menudo son practicadas en mujeres jóvenes, lo que las condena a serias complicaciones para la salud inmediatas y alargo plazo, y a veces hasta a la muerte. En algunas zonas de África, donde los estándares de salud no son elevados, como en algunas áreas de Sudán, donde no hay antibióticos disponibles, se estima que un tercio de las jóvenes que son sometidas a la mutilación genital mueren debido a las complicaciones.

Las que sobreviven deberán enfrentan varias dificultades durante toda su vida, incluyendo un mayor riesgo de infecciones, quistes, complicaciones durante el parto y muertes neonatales. En Nigeria, hasta la fecha el 25% de las niñas y mujeres de entre 15 y 49 años de edad eran sometidas a las MGF.

La práctica es más común en África y Medio Oriente, pero está presente en todo el mundo, y se estima que 125 millones de niñas y mujeres son víctimas de las MGF.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·