Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Cuba recibe a Benedicto XVI. Una intensa visita de poco más de 48 horas, en la que se prestará especial atención a las palabras del pontífice en la isla comunista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pese a que la Iglesia católica y el gobierno cubano subrayan el carácter pastoral de la visita, las distintas expectativas tanto dentro como fuera de la isla han hecho del viaje de Joseph Ratzinger un acontecimiento especial en el plano político.

Mientras el gobierno espera que el papa critique otra vez el embargo de Estados Unidos, la oposición interna y el numeroso exilio anticastrista le exigen que aborde públicamente sus denuncias por la situación de los derechos humanos en la isla.

El propio Benedicto levantó expectivas con sus comentarios sobre el modelo político marxista de Cuba apenas abordó el avión que le debía trasladar el pasado viernes del Vaticano a México, el primer destino de su viaje por la región.

"Hoy estamos en una época en la que la ideología marxista (...) ya no responde a la realidad", dijo el papa alemán, de 84 años. Asimismo, ofreció la ayuda de la Iglesia para buscar "nuevos modelos" sociales evitando posibles "traumas" y "a través del diálogo".

El gobierno cubano, por su parte, respondió defendiendo su modelo político con "respeto" por las "opiniones" del Papa: "Nuestro pueblo tiene convicciones hondas, desarrolladas a lo largo de toda nuestra historia", comentó el mismo viernes el ministro de Exteriores de La Habana, Bruno Rodríguez Parrilla, destacando el "proyecto social" de la isla, que se opone "al trato a los seres humanos como si fueran meros animales consumidores".

La Habana subraya el buen estado de las relaciones con el Vaticano. La Iglesia, por su parte, señala que quiere impulsar la "reconciliación" de los cubanos.

Catorce años después de la histórica visita de Juan Pablo II, la Iglesia cubana recibirá al actual pontífice fortalecida en su papel como actor social e interlocutora del gobierno, en un país con un 70 por ciento de católicos entre sus 11 millones de habitantes.

El papa llega hoy desde México a Santiago de Cuba, su primera para en la isla. Después de ser recibido en el aeropuerto por el presidente Raúl Castro y la jerarquía eclesiástica, Benedicto

celebrará una misa al aire libre en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo de la ciudad, ubicada a 900 kilómetros de La Habana.

Benedicto hará también un breve recorrido con el papamóvil por la ciudad. Por la tarde se dirigirá al santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, a unos 20 kilómetros de Santiago, donde pasará la noche.

Por la mañana del martes hará una visita de carácter privado al santuario. La visita del pontífice conmemora oficialmente el Año Jubilar y el cuarto centenario del descubrimiento de la imagen de la llamada "virgen mambisa", venerada como la patrona de la isla tanto en la isla como en el exilio.

Poco después del mediodía del martes Benedicto viajará a La Habana, donde tendrá lugar la ceremonia oficial de recibimiento por parte de Raúl Castro.

Antes de dejar la isla el miércoles por la tarde, el pontífice celebrará ese día por la mañana el acto el acto central de su visita, una segunda misa a cielo abierto en la Plaza de la Revolución de La Habana.

La Habana subraya el buen estado de las relaciones con el Vaticano. La Iglesia, por su parte, señala que quiere impulsar la "reconciliación" de los cubanos.

Catorce años después de la histórica visita de Juan Pablo II, la Iglesia cubana recibirá al actual pontífice fortalecida en su papel como actor social e interlocutora del gobierno, en un país con un 70 por ciento de católicos entre sus 11 millones de habitantes.

El papa llega hoy desde México a Santiago de Cuba, su primera para en la isla. Después de ser recibido en el aeropuerto por el presidente Raúl Castro y la jerarquía eclesiástica, Benedicto celebrará una misa al aire libre en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo de la ciudad, ubicada a 900 kilómetros de La Habana.

Benedicto hará también un breve recorrido con el papamóvil por la ciudad. Por la tarde se dirigirá al santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, a unos 20 kilómetros de Santiago, donde pasará la noche.

Por la mañana del martes hará una visita de carácter privado a santuario. La visita del pontífice conmemora oficialmente el Año Jubilar y el cuarto centenario del descubrimiento de la imagen de la llamada "virgen mambisa", venerada como la patrona de la isla tanto en la isla como en el exilio.

Poco después del mediodía del martes Benedicto viajará a La Habana, donde tendrá lugar la ceremonia oficial de recibimiento por parte de Raúl Castro.

Antes de dejar la isla el miércoles por la tarde, el pontífice celebrará ese día por la mañana el acto el acto central de su visita, una segunda misa a cielo abierto en la Plaza de la Revolución de La Habana.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·