Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Celebró una misa en la Iglesia de la Inmaculada Concepción

El cardenal Barbarin visita Mosul tras la liberación para apoyar la reconstrucción de su catedral

La delegación francesa fue recibida por familias cristianas con aplausos y agradecimiento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El arzobispo de Lyon el cardenal Philippe Barbarin, junto con una delegación de la Iglesia católica de Francia, ha viajado hasta Mosul a los quince días de su liberación, para apoyar la reconstrucción de la ciudad, y en concreto de su catedral. En la localidad de Qaraqosh, predominantemente cristiana y situada a 30 kilómetros de Mosul, ha celebrado una misa en la iglesia de la Inmaculada Concepción.

El cardenal Barbarin con el arzobispo sirio católico de Mosul, Yohanna Petros Mouche.  El cardenal Barbarin con el arzobispo sirio católico de Mosul, Yohanna Petros Mouche.

"Vine aquí el 29 de julio de 2014. Fue espléndido, magnífico, había coros, la iglesia estaba llena y volver  ahora y verlo de nuevo, después de tanta agresión, tanta violencia, tanto pillaje, es a la vez muy triste pero, al mismo tiempo, nos llenamos de esperanza por su reconstrucción”, dijo ayer el cardenal francés durante su homilía, según publica el Dailymail.   

Un centenar de personas entre civiles y militares asistieron a la misa. Barbarin y su delegación, custodiados por las Unidades de Protección de Nineveh Plain (NPU), una milicia cristiana local, fueron recibidos por una gran muchedumbre.

El hermanamiento entre las archidiócesis de Lyon y Mosul-Qaraqosh fue anunciado por el cardenal Barbarin el 29 de de julio de 2014 en la catedral de San José de la ciudad iraquí de Erbil, durante una misa concelebrada con Raphael Louis Sako I, patriarca caldeos. Fue la última vez que visitó la ciudad.

“Este hermanamiento se refiere a todos los cristianos de Irak, independientemente de su iglesia particular que implica un vínculo espiritual especial entre los cristianos de aquí y de allá”, explica la ONG Lyon-Mossoul en su página de Facebook.

El objetivo es orar, juntos, por el regreso de una paz duradera que permita a todas las minorías religiosas en Irak a vivir en su país sin tener que preocuparse por el mañana.

Un total de 370 familias

El perfil de Twitter de la ONG Lyon-Mossoul relata a tiempo real la visita del cardenal Barbarin a Qaraqosh, una ciudad a la que, poco a poco, están regresando los cristianos.

Un total de 370 familias viven hoy en día en la localidad. Las tiendas se están reabriendo y seis escuelas reanudarán su actividad a mediados de agosto.

A la delegación de Francia (el cardenal Barbarin junto con dos obispos) le acompañó el arzobispo sirio católico de Mosul, Yohanna Petros Mouche.  

Dos años de gobierno yihadista  

La ONG Lyon-Mossoul muestra, asimismo, imágenes de los destrozos que ha ocasionado el terrorismo del Daesh en esta zona del país. Por ejemplo, el patio de la iglesia Al-Tahira (Inmaculada Concepción), saqueada y quemada por el Isis, fue utilizado como un campo de tiro.

La iglesia lleva las cicatrices de más de dos años de gobierno yihadista, entre otras, las caras destruidas de las estatuas del templo.

Se necesitan meses de limpieza y reconstrucción antes de que los 50.000 habitantes de la ciudad, la mayoría de los cuales huyeron pocos días después de la toma del poder yihadista, puedan regresar

"La visita del cardenal Philippe es una visita de solidaridad, que nos da un enorme impulso moral, es una señal de que hay gente fuera de Irak que comparte el sufrimiento que estamos sufriendo”, ha afirmado un ciudadano de la ciudad.

Fieles asistiendo a la misa celebrada por el cardenal Barbarin. Fieles asistiendo a la misa celebrada por el cardenal Barbarin.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·