Viernes 20/07/2018. Actualizado 01:05h

·Publicidad·

Conferencia Episcopal

La Santa Sede ha publicado el documento previo

Los dos españoles del pre-sínodo de la juventud defienden la moral sexual: “La Teología de san Juan Pablo II es genial”

Algunos medios alertaron de que los jóvenes pedían a la Iglesia que cambiara sus enseñanzas sobre sexualidad o que se explicara mejor

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Santa Sede publicó el pasado 24 de marzo el documento pre-sinodal para la preparación de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos sobre los “Jóvenes, la fe, y el discernimiento”. Algunos medios destacaron que los jóvenes pedían a la Iglesia que cambiara sus enseñanzas sobre moral sexual o que se explicara mejor. Lo cierto es que los dos jóvenes españoles que han acudido a Roma a este pre-sínodo defienden la moral sexual de la Iglesia.

Cristina Cons y Javier Medina. Cristina Cons y Javier Medina. RC

Este documento pre-sinodal es el resultado de la reunión de más de 300 jóvenes representantes de todo el mundo, convocados en Roma del 19-25 de marzo de 2018, en la Reunión Pre-Sinodal de Jóvenes. El texto contiene un resumen de los aportes de todos los participantes, basado en el trabajo de 20 grupos lingüísticos y en la participación de 15. 000 jóvenes conectados  online a través de grupos de Facebook. 

Los dos jóvenes españoles que han representado a la Conferencia Episcopal en este pre-sínodo, Cristina Cons y Javier Medina, han relatado su experiencia a los periodistas en un desayuno informativo que organizó ayer la CEE.

Para ellos ha sido “una experiencia única, un regalo, de gracias a Dios por poder vivir este encuentro”.  Ambos han destacado la importancia de la comunión con jóvenes de realidades tan distintas, de otras religiones o ateos y la capacidad para establecer diálogo dentro de la Iglesia y con otros jóvenes.  

Sobre la moral sexual

Tras relatar su experiencia, los periodistas han realizado tres preguntas, dos de ellas sobre moral sexual lanzadas por la misma persona. Su interés era conocer de su boca sobre lo que habían resaltado algunos medios acerca de la moral sexual: que los jóvenes pedían a la Iglesia que cambiara sus enseñanzas sobre lo que se explicara mejor en materia de contracepción, relaciones prematrimoniales, aborto y homosexualidad.

Javier responde en el minuto 19.50 del vídeo: “Se ha tratado el tema, aunque concretamente en mi grupo no. Pero como joven sí siento que necesitamos respuestas concretas, claras y mejor formación para poder entender esta moral que defendemos como Iglesia. Necesitamos mensajes que son difíciles de explicar a otras personas”.

Necesidad de testimonios

Para Javier es necesario la formación y sobre todo “testimonios. Las relaciones personales como mi sexualidad o convivir con mi pareja antes de casarme que crean la identidad de una persona, son elecciones que nacen de uno y que muchas veces necesitamos el ejemplo de otras personas. Pedimos a la Iglesia testimonio y formación”.

Por su parte, Cristina Cons, que es monitora de educación afectivo-sexual, afirmó: “En mi grupo se mencionó, pero tampoco se dio demasiada importancia, aunque es verdad que se discute mucho de estos temas. En Roma una chica comentó que a ella nadie le había explicado qué dice la Iglesia sobre las relaciones prematrimoniales. Yo le comenté cómo entiende la Iglesia este tema, pero sobre todo como lo vivo yo y mi testimonio personal y me dijo que era la primera vez que alguien se lo explicaba bien”.  

La Teología de san Juan Pablo II

La joven manifestó que “en la Iglesia tenemos un documento genial que es la Teología del Cuerpo de san Juan Pablo II, pero lo que hay que hacer es explicarlo mejor y sobre todo nosotros, los jóvenes, porque no llega igual que una religiosa de 50 años me explique las relaciones prematrimoniales que un igual a mí, porque esos son los testimonios que impactan. Por eso los jóvenes tenemos que ser protagonistas”.  

Cristina comentó que el documento pre-sinodal recoge algo parcial de lo que “hemos vivido. Yo tengo muchas ganas de contarlo a todas las realidades de la Iglesia”.

¿Revisar la doctrina?

Insistía el mismo periodista en que le extrañaba que los jóvenes asumieran la moral sexual de la Iglesia, y preguntaba si no había que revisar la teología.

Cristina contesta a esta pregunta en el minuto 27.30: “A la Iglesia y a mí, lo que nos preocupa es la persona, y lo que es lo mejor para la persona. En el documento, creo que el tema de la sexualidad aparece dos veces señalado. Lo que hace bien a una persona, le hace bien, y lo que le hace mal, le hace mal. La Iglesia no debe cambiar su doctrina, debe cambiar los medios, la estructura, la forma, tiene que ser nueva en el ardor, en los métodos, pero lo que es verdad es verdad, y lo que hace daño, hace daño”.

Niños presionados a mantener sexo

Esta joven de la archidiócesis de Santiago de Compostela resaltó que resaltamos el problema de la moral sexual cuando hay chicos que “se nos están suicidando. Vivimos en un mundo hipersexualizado, niños que con 12 años están viendo pornografía, esto no es normal, y vivimos en una sociedad en que los niños y las niñas se sienten presionados a tener relaciones sexuales y me lo dicen a mis chavales, y que están empezando a consumir porros y drogas con 13 años, esto no es normal”.

Finalizó repitiendo que la Teología del Cuerpo de san Juan Pablo II es “maravillosa y allí se explica genial y no creo que sea tanto cambiar la verdad de la Iglesia, pero sí explicarlo bien, porque si hay gente de la Iglesia que piensa que lo único que es pecado son los de la carne, pues está mal formado porque el sexo no es pecado, es maravilloso, pero hay que saber qué es lo que hace bien a la persona. Es necesaria la formación antropológica”.

Por último, Javier recordó que de las 17 páginas que tiene el documento, solo sale la sexualidad en un par de párrafos, porque, en su opinión, hay que incidir en otros problemas: “El joven está perdiendo su identidad, se siente solo, está perdiendo su autoestima. En los países de Asia o Latinoamérica lo importante es sobrevivir, y la única forma es meterse en el narcotráfico y cuando sales no entras, gente que ha sido raptada para la trata. Estos son los verdaderos problemas de la juventud”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·