Lunes 18/12/2017. Actualizado 01:34h

·Publicidad·

Conferencia Episcopal

Se presentó en julio y está pensado para chicos de entre 10 y 14 años

El nuevo catecismo para jóvenes ya ha vendido más la mitad de los ejemplares

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La acogida de “Testigos del Señor” ha sido muy buena, incluso aunque aún no se está utilizando en todas las diócesis, porque algunas han preferido esperar un curso académico para introducirlo. 


Catecismo Testigos del Señor Conferencia Episcopal Catecismo Testigos del Señor Conferencia Episcopal

Era una de las obras que la Conferencia Episcopal había estado trabajando desde que San Juan Pablo II, en 1992, pidió a los obispos que adaptasen los catecismos locales. No está necesariamente pensada para preparar la confirmación, sino para iniciar a cualquier sacramento dentro de ese rango de edades, puesto que cada vez son más los niños que se acercan a la Iglesia de manera tardía.

Este texto viene a completar el primer documento que se elaboró para niños de entre 0 y 6 años, pensado para utilizar en familia, y el segundo, el catecismo "Jesús es el Señor", para niños de entre 6 y 10 años, fundamentalmente enfocado a preparar la comunión pero abierto a otros itinerarios.

De hecho, en estos catecismos se ha querido ofrecer la posibilidad de que sean utilizados por sacerdotes y catequistas en diferentes situaciones, explica Juan Luis Martín, director del Secretariado de la Subcomisión de Catequesis de la Conferencia Episcopal. Pedagógicamente, el catecismo está preparado por especialistas para edades comprendidas entre los 10 y los 14 años. Y aunque tradicionalmente esta etapa correspondería a niños de poscomunión, la realidad se antoja mucho más compleja. Hay niños que ha esa edad ni siquiera están bautizados y muchos de ellos no han oído hablar de Dios todavía. Por eso se ofrecen, junto al catecismo, una serie de itinerarios para utilizarlo de la manera más adecuada en función de las circunstancias de los chicos a los que va dirigido.

Aunque aún no se ha implantado en todas las diócesis, porque algunas prefirieron esperar un año antes de introducirlo para no modificar la organización del curso pastoral, las que ya lo están utilizando están muy satisfechas. Juan Luis Martín está visitando diferentes diócesis en las que se entrevista con delegados, sacerdotes y catequistas que son quienes van a hacer más uso del texto.

“Hasta ahora hemos recibido muy buenas impresiones”, explica Martín, de hecho, de los 25.000 ejemplares que se editaron en julio ya se ha vendido más del 50% y también son elevadas las ventas de las guías preparadas para los profesores y catequistas.

Reconoce que ha recibido una crítica: pesa mucho. En efecto, tanto este catecismo como el preparado para niños más pequeños, se editan con tapa dura, y eso provoca que pesen bastante. Sin embargo, Juan Luis Martín justifica que se tomó esta decisión porque es un libro que tiene que durarle varios años a un niño no muy mayor. Un libro de tapas blandas habría acabado destrozado al primer año. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·