Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Conferencia Episcopal

La Conferencia Episcopal reconoce su trayectoria como columnista

El director de El Mundo, de izquierdas y agnóstico, agradece el premio de los obispos: “La Iglesia hace una labor esencial”

Pedro García Cuartango afirma que la cruzada contra la jerarquía católica, que intenta resucitar “viejos resabidos”, ya no tiene sentido en España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social ha entregado los Premios ¡Bravo! 2016 que concede anualmente con el fin de “reconocer, por parte de la Iglesia, la labor meritoria de todos aquellos profesionales de la comunicación en los diversos medios, que se hayan distinguido por el servicio a la dignidad del hombre, los derechos humanos y los valores evangélicos”. Uno de los premiados ha sido Pedro García Cuartango, actual director de El Mundo.

Pedro García Cuartango, director de El Mundo, premio ¡Bravo! 2016 de Prensa, otorgado por la Conferencia Episcopal. Pedro García Cuartango, director de El Mundo, premio ¡Bravo! 2016 de Prensa, otorgado por la Conferencia Episcopal.

Los obispos españoles han concedido el premio ¡Bravo! de Prensa a Pedro García Cuartango por su trayectoria como columnista. “No me esperaba este premio, ha sido una completa sorpresa. Para mí es un honor y una satisfacción viniendo de la Conferencia Episcopal”, ha afirmado a Religión Confidencial.

Agradece a los obispos la celebración de estos premios “cuyo denominador común de todos los premiados, con una gran trayectoria profesional, es la búsqueda de la verdad, esencial en esta sociedad”.

Cuartango viene de la izquierda, antifranquista en su juventud y defensor de las libertades.  Aunque recibió una educación católica y dos de las hermanas de su mujer son religiosas, se confiesa agnóstico y se define como una persona que no tiene claro el más allá, pero que busca la verdad e intenta indagar sobre el sentido de la vida. “Me he sentido muy vinculado a la religión y del sentido del más allá. Todo lo que escribo y todo lo que hago, gira en torno a esa inquietud”, se expresa.

“Necesitamos guías espirituales”  

El director de El Mundo sigue con bastante interés la actividad de los obispos: “Creo que la Iglesia Católica desarrolla una labor esencial en una sociedad tan materializada, donde hay una crisis de valores. Es una institución cuya función es muy importante en unos momentos tan complicados de la sociedad española, donde creo que necesitamos guías espirituales y referencias morales”.

Sobre la hipotética imagen formalista de la jerarquía católica, Cuartango advierte que “es muy fácil caer en estereotipos; esa imagen de Iglesia pegada al poder, al lujo viviendo en palacios, creo que es un tópico. Los sacerdotes y obispos que conozco son gente sencilla que viven con normalidad, que viajan en el metro”.

En defensa de la Iglesia señala: “No voy a criticar algo que me parece que es falso. La Iglesia está haciendo un papel muy importante y está aportando a la sociedad un ejemplo moral y unas pautas de reflexión que son necesarias”.

España ha superado el anticlericalismo

Pedro Cuartango es un gran conocedor de la Transición española. Experimentó, vivió e informó sobre esta etapa de la historia de España. Este Confidencial le ha preguntado si en su opinión, algunos sectores están intentado generar de nuevo un odio contra la Iglesia Católica: “Es cierto que hay sectores como Podemos que están resucitando esa cruzada contra la Iglesia, esos viejos resabios, pero es algo totalmente artificial, ya no tiene ningún entronque social”.

El escritor y pensador considera que la dialéctica en España entre la Iglesia y el anticlericalismo “está superada para siempre.  Eso se daba en la sociedad española de la segunda república, del franquismo, pero ahora mismo no tiene sentido esa dicotomía. La sociedad española ha superado el anticlericalismo contra la Iglesia”.

Reitera que la Iglesia es una institución que hace una labor muy importante de lucha contra la pobreza, contra la exclusión y considera que ha desaparecido ese purito contra la Iglesia y los obispos.

Escuchar a la Iglesia

“Es esencial preservar en nuestra sociedad el valor de lo religioso y lo transcendental, el valor de la ética. Tenemos que escuchar lo que dice la Iglesia, tenemos que reflexionar, y lo mismo que afirmo que está superado esa dialéctica entre el clericalismo y anticlericalismo, también está superado el antagonismo entre la Iglesia y la izquierda”, apunta.

En opinión de Cuartango, esta sociedad necesita una reflexión entre las personas que creen y las que no creen, “en un mundo en el que cada vez es menor importante la ideología y cada vez es más importante tener sensibilidad entre lo que pasa en nuestro entorno. Existen muchos puntos en común, hay que pensar juntos porque hay muchas cosas que nos unen, hay muchas cosas en las que podemos avanzar”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·