Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

La libertad de expresión de Arantxa Quiroga y de los que piensan como ella

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El colectivo vasco de homosexuales EHGAM entregó ayer en el Parlamento Vasco la "Alpargata de Trapo 2009", dirigida a su presidenta, Arantza Quiroga, por haber declarado estar de acuerdo con las palabras del Papa en torno al preservativo. Dijo entonces Benedicto XVI que para acabar con el sida en África era necesario humanizar la sexualidad.

Consideran los miembros de EHGAM que Quiroga no puede ser una representante institucional y emitir una opinión diferente a la suya sobre el preservativo. Consideran, extraño argumento, que la postura personal de Quiroga, es "incompatible" con las campañas que las administraciones públicas realizan contra la propagación del sida.

Mientras le piden que "no vuelva a hacer" este tipo de manifestaciones públicas, porque con ellas se "juega con la salud pública", se están olvidando de la importancia de respetar la libertad de expresión de quien opina diferente. Por ejemplo, la del científico Edward Green, máximo responsable en investigación sobre el sida de la Universidad de Havard, que también ha dado la razón al Papa.