Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Primer paso en la devolución de los bienes de la Franja a Aragón

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un problema enquistado durante largo tiempo. Posiciones enfrentadas y antagónicas, incluso entre las propias Iglesias locales de Barbastro-Monzón y Lérida. Afortunadamente, dado que los tribunales le dieron la razón a la diócesis aragonesa, el sentido común impera y los llamados bienes de la Franja comienzan a desfilar hacia el oeste. El primero de ellos, la costilla de Santa Waldesca y su correspondiente relicario. Esa parte de los restos de la monja italiana del siglo XII llegaron cuatrocientos años más tarde a la localidad de Villanueva de Sijena, donde su orden tenía un convento. Pero en 1969 desaparecieron y pasó tiempo hasta que una anciana del pueblo descubrió por televisión que esa pieza la había recuperado la policía tras un robo en Reus. Tras mucho reclamar, por fin está de vuelta a casa.

No tiene ninguna lógica que estas reliquias permanezcan en Cataluña cuando todas las resoluciones judiciales fallan a favor de la causa aragonesa. Y si no hay razón civil, mucho menos entre diócesis que forman parte de la Iglesia católica, es decir, universal. La obsesión por el terruño en sentido eclesial carece de defensa posible. Al menos en este caso, parece que se obra con rectitud tras un largo período a la gresca que finalizará si Generalitat, obispado ilerdense y el resto de instituciones públicas catalanas estén dispuestas.

Zenón de Elea

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·