Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Manuel Pizarro y la ética de máximos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es uno de los mayores exponentes del laicado católico español y ha elevado la voz, en la catedral de la Almudena, para defender la enorme labor que los más de 13.000 misioneros españoles llevan a cabo en los 1.113 territorios de misión. Al hacer un recorrido por la tarea de estos incansables evangelizadores, Manuel Pizarro también se ha detenido en lo que ocurre en España.

Lo explicaba con estas palabras: "Ante el desconcierto laicista, que se ha visto agigantado por la laxitud que ha traído el empacho previo a la crisis, los cristianos tenemos las raíces de nuestra fe y la obligación de difundirla para ir más allá del "mínimo decente" de la convivencia ciudadana y acercarnos a éticas de máximos. ¿Y cómo? Los creyentes somos afortunados: tenemos el Evangelio. Y como nos dice Mateo: Los cristianos debemos ser la sal de la tierra y la luz del mundo".

Laicos comprometidos con la causa de la Iglesia, del Evangelio de Jesucristo, de los misioneros, de los hombres de buena voluntad son el mejor ejemplo de cómo tiene que funcionar esa sal de la tierra, esa luz del mundo.

 

Zenón de Elea

 


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·