Lunes 20/11/2017. Actualizado 17:09h

·Publicidad·

Zoom

El horror de la política de un sólo hijo sigue vigente e impune en China

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La historia la ha desvelado el diario británico The Guardian. Al parecer funcionarios del Gobierno secuestraron de su casa a una mujer embarazada de 6 a 8 meses y la llevaron a una clínica donde le inyectaron una sustancia que acabó con la vida del bebé. La acción obedece a la política del hijo único impuesta por el régimen comunista chino. La historia parece sacada de una novela, pero es cierta. Y la comunidad internacional, empezando por la ONU, debería denunciar estos crímenes de estado.

Zenón de Elea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·