Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

"El ejercicio moral y justo de la autoridad supondría la eliminación de la corrupción"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Transparente, así resultó la ponencia de monseñor Fernando Sebastián, arzobispo emérito de Pamplona y Tudela, en la cluausura del XXI Curso de Doctrina Social de la Iglesia que tuvo lugar la semana pasada en la Fundación Pablo VI. El tema no podía ser más actual: "El compromiso de los católicos en la vida pública y en la regeneración ética".

Como suele ser habitual en monseñor Sebastián, no tuvo problemas en referirse de lleno a la corrupción, uno de los grandes lastres de la política en la actualidad. Y fue justo en este sentido en el que llamó a una presencia más firme de los católicos para extender este planteamiento democrático libre de mentiras.

"El ejercicio moral y justo de la autoridad supondría la eliminación de la corrupción, de la mentira, del robo, de las presiones sobre la justicia, de la discriminación ni a favor ni en contra de nadie, a favor del respeto absoluto a la verdad, la justicia, la generosidad y la seguridad de todos y para todos".

Pero para lograr esa justa autoridad, hace falta que los responsables políticos tomen conciencia del importante papel que tienen "no pueden actuar en función de sus propias conveniencias, ni de las conveniencias de su partido, ni de consideraciones electoralistas. El ejercicio de la autoridad es siempre una actividad moral, regida por la primacía de la verdad y de la justicia". Los muchos políticos cristianos ya tienen una guía para seguir navegando.

Zenón de Elea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·