Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

La decisión sobre la 'procesión atea', en manos de la delegada del gobierno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La 'pelota' está en manos de la nueva delegada del gobierno en Madrid, Dolores Carrión. Ella es quien debe prohibir la 'procesión atea' que pretende "castigar la conciencia católica", en palabras de uno de los convocantes. Manuel Cobo, vicealcalde del ayuntamiento de Madrid ya ha dicho que "no vamos a autorizar en ningún caso una burla dirigida a la fe y las convicciones de los ciudadanos, ya sean católicos o de cualquier otra confesión". La delegada del gobierno aún no ha tomado una decisión, aunque ya reconoce que es competencia suya autorizar o no la burla anti-cristiana. Sería lógico que la prohibiera, aunque sólo fuera por una cuestión de orden público. Pero sobre todo, por el respeto debido a las creencias de los cristianos, al igual que si se tratara de un acto contra el islam o contra el judaísmo.

 

Zenón de Elea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·