Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

El Vaticano quiere evitar gastos innecesarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Uno de los primeros días de trabajo, el Papa Francisco llegó a las oficinas de la secretaria de Estado poco después de las ocho de la mañana. No había ningún monseñor ni ningún oficial. Tan sólo un bedel. Y estaban todas las luces encendidas. El Papa pregunto por qué estaban encendidas, y el bedel le contesto que «siempre se ha hecho así».

Francisco respondió que "con el dinero que se gasta de modo inútil se podría pagar el sueldo de un sacerdote", y fue apagando personalmente las luces innecesarias. El suceso circuló por la Curia vaticana como la pólvora, y ahora la gente empieza a darse cuentan de los derroches innecesarios, y a evitarlos.

Definitivamente, este nuevo papa esta decidido a dar un mensaje de austeridad, pobreza y humildad a todos los niveles, atendiendo al minimo detalle. Todo es importante.

Zenón de Elea

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·