Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Piden a Disney que no incluya una princesa lesbiana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La segunda parte de Frozen, la película que Disney tiene previsto estrenar en 2018, podría convertir a la princesa Elsa en lesbiana. En los últimos meses, diferentes lobbies han lanzado una campaña en twitter con el hashtag #GiveElsaAGirlFriend que ha superado ya los 19.000 tuits. Piden eso, una novia para la princesa Elsa.

La plataforma HazteOir ha reaccionado y ha lanzado una alerta para solicitar a Disney que no incluya una princesa lesbiana en la segunda parte de Frozen. Ya ha conseguido la firma de casi 250.000 personas. De lo contrario, muchas familias no llevarán a sus hijos a ver esta película.

Sin ánimo de ofender: tenemos gays y lesbianas hasta en la sopa. Resulta ya cansino. Series de televisión, anuncios, películas…no hay día que no veamos una pareja del mismo género. ¿Y? me dirán algunos.  

Pues me remito al Papa Francisco, que es respetado en ámbitos no eclesiales. El Santo Padre ha denunciado varias veces lo que denomina la “colonización ideológica”. Ha recordado que en ocasiones, algunos organismos internacionales condicionan las ayudas a cambio de introducir en las legislaciones medidas sobre el control de la población o matrimonio entre personas homosexuales.  

Para Francisco, el objetivo de determinadas colonizaciones ideológicas es debilitar la familia, y si la familia se debilita, repercute negativamente en la sociedad.

Y yo me pregunto: ¿Por qué no aparecen en las películas de Disney una familia numerosa, una religiosa contemplativa o un sacerdote que escucha la llamada de Dios y le sigue?

Os recuerdo que Walt Disney era cristiano.

Zenón de Elea. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·