Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

En la fiesta de Santiago Apóstol

Los actuales ‘tercios de Flandes’ conmemoran 450 años después el milagro de Empel en Holanda

En 1585, tras invocar a la Inmaculada, el río Mosa se heló y los soldados españoles pudieron eludir el cerco del enemigo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un grupo de militares del Ejército de Tierra, cadetes de la Academia de Zaragoza y algunos civiles han terminado de recorrer los 1620 kilómetros del “Camino Español” desde Milán a Bruselas, con motivo de la celebración de los 450 años de este camino que recorrían miles de soldados (los tercios) durante la guerra de Flandes.


Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción

Este grupo de solados comenzaron a recorrer este “Camino Español” el pasado  14 de julio y concluyeron ayer en la ciudad de Empel, lugar donde se produjo el milagro en 1585 gracias a la intercesión de la Inmaculada Concepción.

De acuerdo con las crónicas, el 7 de diciembre de 1585, la situación de uno de los tercios de Flandes, compuesto por unos cinco mil hombres, era desesperada pues, además del estrechamiento del cerco, había que sumarle la escasez de víveres y ropas secas.

El jefe enemigo les propuso una rendición honrosa pero los soldados preferían la muerte a la deshonra. El enemigo abrió entonces los diques de los ríos para inundar el campamento español, quedando solo un pequeño montecillo, Empel, donde se refugiaron los soldados del Tercio.

En ese crítico momento un soldado, cavando una trinchera, tropezó con un objeto de madera allí enterrado. Era una tabla flamenca con la imagen de la Inmaculada Concepción.

Colocaron la imagen en un improvisado altar y considerando el hecho como señal de la protección divina, el maestre de campo Francisco Arias de Bobadilla, instó a los soldados a luchar encomendándose a la Virgen Inmaculada.

Esa noche, se desató un viento completamente inusual e intensamente frío que heló las aguas del río Mosa. Los españoles, marchando sobre el hielo, atacaron por sorpresa a la escuadra enemiga al amanecer del día 8 de diciembre y obtuvieron una victoria tan completa que el almirante enemigo, llegó a decir: “Tal parece que Dios es español al obrar tan grande milagro”.

Aquel mismo día, entre vítores y aclamaciones, la Inmaculada Concepción es proclamada patrona de los Tercios de Flandes e Italia.

Ahora, 450 años después, soldados españoles en Flandes han escenificado esos momentos con banderas con el aspa roja de San Andrés, largas picas, morriones, arcabuces y con el ropaje de la época.

En Empel, ayer con motivo de la festividad de Santiago Apostól, celebraron el final del “Camino Español” con una misa con la comunidad católica de la zona.



  • Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción
  • Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción
  • Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción
  • Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción
  • Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción
  • Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción
  • Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción Misa en Empel en honor a la Inmaculada Concepción

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·