Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Está plasmada en el artículo 16.3 de la Constitución

La presidenta de los canonistas: “La laicidad positiva española incluye la religión en el bien común”

Lourdes Ruano, también vocal de la Comisión de Libertad Religiosa, afirma que, a diferencia del laicismo, nuestro sistema garantiza la neutralidad del Estado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Lourdes Ruano Espina, presidenta de la Asociación Española de Canonistas (AEC) y vocal de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa del Ministerio de Justicia, defiende el sistema de laicidad positiva de la Constitución Española: “A diferencia del laicismo, que promueve la exclusión de lo religioso de los distintos ámbitos de la sociedad, nuestro sistema implica que los poderes públicos contemplan el factor religioso como un fenómeno social positivo en sí mismo, que forma parte del bien común”.

Lourdes Ruano. Lourdes Ruano.

Lourdes Ruano Espina, Catedrática de Derecho Canónico y Eclesiástico del Estado de la Universidad de Salamanca, es la segunda mujer que ha tenido la Asociación Española de Canonistas como presidenta.

Como vocal de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa cree que en España tenemos un marco normativo que garantiza la libertad religiosa de toda persona. “La Constitución de 1978 diseñó un sistema de relación del Estado con el hecho religioso que se denomina de ´laicidad positiva`, que quedó plasmado en el art. 16, 3. y que está presidido por los principios de libertad religiosa, igualdad y no discriminación, aconfesionalidad y cooperación con las confesiones religiosas”, afirma.

Explica asimismo, que el “laicismo, pretende relegar la religión al ámbito privado de la conciencia individual (en un sistema laicista el Estado no reconoce eficacia a ningún acto jurídico que tenga su origen en un acto religioso, y se aboga por la exclusión de los símbolos religiosos de los lugares públicos). Sin embargo, la laicidad positiva obliga a tener en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española”.  

Este sistema exige al Estado mantener las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las restantes confesiones religiosas, porque esta cooperación tenderá a favorecer las condiciones necesarias para que el derecho de libertad religiosa sea real y efectivo (a lo que están obligados los poderes públicos a tenor del art. 9, 2 CE) y no sólo en su dimensión interna, sino también en sus manifestaciones externas.

“Me parece fundamental no perder de vista esta perspectiva, porque la neutralidad del Estado en materia religiosa que impide al Estado emitir juicios de valor sobre cuestiones meramente religiosas, lejos de identificarse con el separatismo estricto, constituye el principal instrumento elegido por la Constitución para hacer posible la protección de la libertad religiosa en condiciones de igualdad, para todos los ciudadanos y grupos: la libertad es el fin, la neutralidad el medio”, sostiene la presidenta de los canonistas de España

Objetivos de la Asociación

En la Asociación Española de Canonistas hay cerca de 450 socios, y en torno al 40% mujeres. Los miembros de esta Asociación proceden de tres colectivos profesionales: Profesores de Universidades civiles y eclesiásticas, abogados en ejercicio y miembros de las Curias diocesanas entre los que se integran eclesiásticos, vicarios judiciales o episcopales, jueces eclesiásticos, Defensores del Vínculo y Notarios de los tribunales eclesiásticos. Hay varios obispos que son miembros de la Asociación.

El objetivo principal de la Asociación es promover y difundir el conocimiento y estudio del Derecho Canónico para contribuir a un mejor servicio de la Iglesia y de la socie­dad. Para ellos, esta entidad fomenta la mejor formación de los canonistas, incrementar el conocimiento y la ayuda mutua entre todos los estudiosos y cultivadores del Derecho Canónico,  y hacerse presente donde fuere menester, para responder acerca de las cuestiones de algún modo relacionadas con el Derecho Canónico.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·