Domingo 19/11/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Plantea que se enseñe solo en las iglesias y sinagogas

Jesús Salido, presidente de CEAPA, afirma que la asignatura de Religión vulnera la Constitución

Propone una escuela pública que sea “laica, sin ningún tipo de adoctrinamiento”, pero admite que no “está libre de ideología”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Jesús Salido, presidente de la CEAPA (Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado) afirma que “la presencia de la oferta de religión confesional en la enseñanza pública vulnera principios constitucionales porque nadie debe desvelar en un documento público de escolarización sus creencias religiosas”. 

Jesús Salido, presidente de la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado. Jesús Salido, presidente de la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado.

La revista padres y madres de la CEAPA publica una entrevista a su presidente, Jesús Salido, en la que se le pregunta sobre el papel que ha de tener la religión en el sistema educativo.

Salido argumenta por qué la religión vulnera la Constitución: “Además de que ningún padre tiene por qué revelar sus creencias religiosas en un documento público, la asignatura de religión genera prácticas segregadoras al separar al alumnado por sus creencias. El derecho a recibir la educación conforme a las creencias de sus padres, está garantizada en las iglesias, templos, sinagogas, etc.”.

Por esta razón, el representante de los padres de la escuela pública señala que “las creencias religiosas forman parte del ámbito privado de las personas, por lo que la religión como asignatura de oferta obligatoria no tiene cabida en el sistema educativo de un estado aconfesional”.

Además, indica: “No debemos olvidar que las distintas religiones que se dan en el ámbito educativo cuestionan los derechos de personas según su orientación sexual y el papel de la mujer en la sociedad, cuestionando datos científicos y generando confusión en el alumnado que recibe mensajes contradictorios respecto al origen del universo o de la vida”.  

CEPAPA defiende que la educación pública debe ser laica, libre de todo tipo de doctrina religiosa, donde el adoctrinamiento esté totalmente desterrado. Sin embargo, en declaraciones a Religión Confidencial admite que algunos alumnos católicos de centros públicos, “podrían percibir que en la escuela pública se enseña ideología contraria a su fe,  porque la educación no está libre de ideología”.

Este confidencial le preguntó si algún alumno católico, budista, judío o musulmán, podría recibir esos mismos mensajes contradictorios respecto a su fe en un centro público:Podría ser, pero no debería ser así. En los colegios libres de religión no se tienen por qué dar mensajes contradictorios”.

No quieren parecerse a ningún país

En la mayoría de los países de nuestro entorno, sin embargo, la religión no se ve cómo algo negativo y se imparte sin ningún problema en los centros. Sin embargo, el presidente de CEAPA afirma a este confidencial: “No queremos parecernos a ningún país de Europa respecto al modelo educativo ni respecto a la asignatura de religión, queremos diseñar nuestro propio modelo de enseñanza pública”.

 “La ideología no es adoctrinamiento”

Sin embargo, en opinión de Salido “la ideología no es adoctrinamiento. Al igual que ningún partido político imparte clases sobre su programa, la religión tampoco debería hacerlo”. Sin embargo, para los padres que eligen religión, esta asignatura forma parte de la formación integral del alumno, al igual que las matemáticas o filosofía.

En su opinión, la LOMCE ha introducido el modelo nacional-catolicismo al incluir la religión como asignatura evaluable. “Esto es una trampa porque muchos alumnos se examinan de esta materia para subir nota y no por unas creencias. Esto ha hecho que se hayan inflado los datos de los alumnos que eligen voluntariamente religión”.  

Los conciertos deben desaparecer

Mientras que los colegios concertados defienden la enseñanza pública, pero no única,  Jesús Salido es partidario de un único sistema sufragado por la Administración: la enseñanza pública. “Las escuelas que reciben fondos del Estado, deben estar dirigidas por la Administración sin alimentar ningún negocio privado. Seré el consejo escolar de cada centro público quien tenga autonomía para decir el proyecto educativo del centro. De esta manera, la educación concertada debe tender a desaparecer. O pública o privada”. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·