Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:07h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Los obispos catalanes se muestran preocupados

Director de colegio en Vic: En Cataluña la concertada puede desaparecer antes de que nos demos cuenta

Ferrán Riera alerta del empuje de partidos anti sistema y afirma que la libertad educativa comienza a ser algo políticamente incorrecto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ferrán Riera, director pedagógico de dos colegios concertados impulsados por la diócesis de Vic (Barcelona), afirma que Cataluña sufre una grave crisis educativa y peligran los colegios concertados, debido al empuje de partidos antisistema como la CUP y apoyados por Podemos, buena parte de los políticos de Esquerra Republicana de Cataluña y del PSC. 

Monseñor Romà Casanova, obispo de Vic. Monseñor Romà Casanova, obispo de Vic.

El director pedagógico de dos  colegios de la diócesis de Vic afirma a Religión Confidencial que “la educación concertada está en peligro en toda España, y en concreto en Cataluña. Muchos partidos quieren terminar con este modelo educativo. La libertad educativa empieza a ser algo políticamente incorrecto”, subraya.

En concreto, los presupuestos de la Generalitat se han aprobado con el apoyo de la CUP en los que se ha acordado que no se abra ninguna línea concertada más. “En aquellas comunidades donde se pueda escoger cerrar un colegio público o un colegio concertado, se cierra este último”, subraya este experto, quien apunta que el hecho de que un gobierno autonómico impida la competencia leal en la educación, va contra la libertad.

Ferrán Riera defiende este  modelo de educación fundamentalmente porque garantiza la libertad de enseñanza y es demandado tanto por padres como por profesores. “Lo que está en juego es la libertad”, sostiene. De la misma opinión es el obispo de Vic, monseñor Romà Casanova, quien impulsó estos dos colegios preocupado por la crisis educativa de su diócesis. Estos dos centros son concertados.

Crisis económica y de valores  

Este director pedagógico considera que falta más determinación por parte de padres, profesores, instituciones y de la Iglesia católica por defender este tipo de enseñanza. “La libertad educativa en Cataluña necesita nuevo impulso. Nos vamos a despertar tarde”, afirma a este Confidencial.

Ferrán Riera, que ha sido invitado recientemente por la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis de la Conferencia Episcopal para hablar sobre los retos actuales de la educación religiosa, señala que la fuerte secularización y laicismo de Cataluña, ha derivado en una crisis educativa en valores que está haciendo mella en los colegios.  

“El futuro de un país, de su prosperidad y desarrollo está en la educación. Si la educación falla, se resiente una cultura. Creo que la crisis económica tanto en Cataluña como en España tiene su origen en la crisis educativa. Quien solo busca el beneficio propio y de la propia empresa sin considerar el bien común, es que no ha sido educado en unos valores solidarios”, explica Ferrán Riera.

Desaparece la iniciativa privada

En su opinión, en Cataluña ha desaparecido buena parte del empresario emprendedor, de la iniciativa privada, y se ha sustituido por un excesivo estatismo. “En Cataluña, el servicio público proporcionado por el Estado en detrimento del servicio público proporcionado por la iniciativa personal, está en alza”, señala.

Este experto pedagogo es testigo de que los obispos catalanes están muy preocupados por la educación.  “La escuela concertada se está sosteniendo gracias al empeño de las familias y de los profesores que asumen, por vocación, más competencias y esfuerzos de los que les corresponde. Muchas congregaciones religiosas están manteniendo estos colegios a pesar de que existen pérdidas”, afirma.

En esta línea, destaca que para mantener la escuela concertada católica, es necesario manifestar coherencia con lo que se predica, por ejemplo, acoger a alumnos con dificultades, poner en valor la libertad y fundamentalmente, enseñar para ser en lugar de para hacer. “Hoy en día, el objetivo último de los colegios es el aprendizaje. Como consecuencia, el maestro se ha convertido  en un coach (acompañante) y un entrenador de habilidades. El esfuerzo se ha sustituido paulatinamente por la palabra motivación”, apunta.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·