Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Foto Noticias

Hoy toda la Iglesia celebra la festividad de Nuestra Señora del Carmen

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hoy se celebra la festividad de la Virgen del Carmen, patrona de las gentes del mar. En este día monseñor Luis Quinteiro Fiuza, responsable en la Conferencia Episcopal Española del departamento del Apostolado del Mar, ha dado a conocer una carta en la que pone de manifiesto la situación de dificultad que está viviendo nuestro país en estos momentos: recuerda cómo "María es la gran educadora, Estrella del Mar que nos guía por las aguas difíciles de la vida, de una manera especial en estos momentos álgidos de crisis económica y de paro".

El Obispo de Tui-Vigo también ha hecho mención del sufrimiento de los marineros por la separación de sus familias durante largos meses en los que cuentan "con el consuelo del amor de Dios que viene por medio de María".

Además el obispo de Tui Vigo también ha mencionado el sufrimiento de los marineros por la separación de sus familias durante muchos meses. A continuación se reproduce un fragmento de la carta en el día de la Virgen del Carmen:

Carta del Obispo Promotor del Apostolado del mar con motivo de la Fiesta de Nuestra Señora del Carmen

Queridas gentes de mar, queridos capellanes y voluntarios:

Como cada año, el calendario nos acerca a la fi esta de la santísima Virgendel Carmen: fi esta marinera por excelencia siempre acogida por todos con devoción, alegría y esperanza.

María, la Stella maris, nos convoca al seguimiento de Cristo, su Hijo, y nos invita a hacer lo que Él diga (cf. Jn 2, 5). Esta es una de sus más importantes recomendaciones; es el consejo que nace de una confianza absoluta en Jesucristo y que brota de un conocimiento íntimo de su misión salvífica. En Cristo, en hacer su voluntad, se esconde la fuente del amor, es donde se encuentra el principio de todo recomenzar. En Él está la respuesta a tantos problemas, dificultades y retos a los que nos enfrentamos en esta sociedad actual.

Con su Resurrección, Jesucristo cumple la gran esperanza de los Cielos Nuevos y la Tierra Nueva y nos da parte en un futuro sin sufrimientos y sin lágrimas, haciéndonos capaces de colaborar en la construcción de unasociedad fundada en la paz y en la justicia.

La Iglesia, Madre y Maestra, por su experiencia de la fe sigue creyendo y confiando en la Palabra dada por el Señor: la acoge en lo más íntimo y la anuncia al mundo entero para que así produzca frutos de amor abundante y duradero.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·