Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Ante la “situación complicada y nada fácil”

Los obispos valencianos dan pautas morales para el 26-J

Los seis prelados de la provincia y el administrador diocesano de Menorca publican una nota conjunta ofreciendo criterios “para ayudar a las conciencias”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los seis obispos de la Provincia Eclesiástica de Valencia y el administrador diocesano de Menorca han publicado una nota conjunta ofreciendo criterios “para ayudar  a las conciencias a la hora de emitir el voto” en las próximas elecciones generales. 

Obispos valencianos junto a Cañizares en el acto de desagravio de la Virgen. Obispos valencianos junto a Cañizares en el acto de desagravio de la Virgen.

La nota de los obispos de la Provincia Eclesiástica de Valencia – Cañizares, de Valencia; Murgui, de Orihuela-Alicante; Salinas, de Mallorca; López, de Segorbe-Castellón; Juan, de Ibiza; Escudero, auxiliar de Valencia – y del administrador diocesano de Menorca, Villalonga – se difundió ayer, 21 de junio, expresando que muchos cristianos han pedido que los obispos ofrezcan alguna orientación moral para votar en las próximas elecciones generales del 26-J.

Los obispos aluden a la “importancia de esta convocatoria electoral” y que “la situación es complicada y nada fácil”.

La nota destaca, en primer lugar, “el deber de votar en ejercicio de nuestro derecho a votar y el deber de elegir responsablemente a nuestros representantes conforme a lo que nuestra conciencia nos dicte teniendo en cuenta el bien común para toda España”.

Destaca que no es misión de los obispos orientar “sobre a qué grupo político deben votar”, sino ayudar a formar las conciencias a la hora de votar libre y responsablemente.

Los obispos destacan que, para votar, se requiere “información y discernimiento sobre programas, métodos y personas con referencia siempre al bien común (…) sin olvidar que ningún partido político es capaz de realizar plena y satisfactoriamente los valores esenciales de la concepción cristiana de la vida y de la sociedad”.

No da lo mismo uno que otro

También se subraya que “no podemos elegir a cualquiera, no da lo mismo uno que otro”.

Basándose en la coherencia con la fe, la nota pide que se apoye a los que favorezcan el desarrollo de la persona y el reconocimiento de los derechos fundamentales, y entre ellos destaca, entre otros: “el derecho a la vida desde su concepción hasta su muerte natural, la dignidad de la persona, (…) el derecho a la libertad religiosa personal y comunitaria y a la objeción de conciencia, el derecho a la educación, la libertad de enseñanza y el derecho de los padres a elegir el centro que deseen para sus hijos”.

La nota concluye con que no se puede “apoyar el establecimiento de ningún tipo de totalitarismo, de pensamiento único o de laicismo excluyente” ni a los que “empleen la violencia, el odio, la mentira, la manipulación o la corrupción”. 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·