Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Es un paso significativo hacia la consolidación de su carisma

Las carmelitas samaritanas de Valladolid cambian de hábito

La ceremonia se celebra de forma privada en el convento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Fue un dos de junio de 2005, hace diez años, cuando una comunidad de carmelitas llegó a Valladolid desde la cercana ciudad de Medina de Rioseco. Desde entonces se ha ido produciendo la maduración espiritual de un carisma propio -el de carmelitas samaritanas- que está viviendo el significativo hito de su cambio de hábito.

Carmelitas samaritanas

Para realizar esta modificación de su indumentaria cuentan con el plácet de los superiores pertinentes, por lo que el paso se interpreta como un avance significativo hacia la aprobación definitiva –y quizás inminente- de sus constituciones como nuevo Instituto de Vida Contemplativa.

“En la carta abierta al prepósito general de los carmelitas descalzos, que está colgada en nuestra página Web”, explica la Madre Olga María del Redentor, priora del monasterio, “señalamos los motivos que nos han llevado a dar estos pasos. Se trata, en definitiva, de un nuevo carisma, que tampoco es totalmente nuevo. Seguimos siendo hijas de Santa Teresa de Jesús, afiliadas al Carmelo descalzo, pero entendemos que tenemos que vivirlo de una manera nueva, y que ello también tiene que tener su propia plasmación jurídica, incluida la indumentaria”.

Este proceso de maduración comenzó en 2001. Desde entonces, señala la Madre Olga, ha sido mucho lo orado, consultado y reflexionado. Un paso significativo se vivió en junio de 2012 en Roma, a donde viajaron para explicar su carisma, que está en sintonía con la nueva Evangelización de la que tanto hablan los últimos Papas. “En Roma nos comunicaron que sí, que lo que proponemos nos va contra la fe, la moral y las buenas costumbres, diciéndonos que si el carisma es de Dios, saldrá adelante. Desde entonces nos hemos lanzado a vivir esta llamada, y en tres años hemos pasado de ser 16 hermanas a 27”.

Espiritualidad carmelita en la Red

Este nuevo carisma teresiano, explica la Madre Olga, consiste en donar y hacer más accesible la riqueza espiritual de su vida en comunidad. Las carmelitas samaritanas no solo oran por las personas, sino también 'con' las personas. Y utilizan todas las herramientas de Internet, incluidas las redes sociales (tienen sus cuentas de Facebook y Twitter y hasta su propio canal de Youtube), para hacer más accesible su vivencia espiritual a todo aquel que quiera conocerla. En línea similar, colaboran con una editorial que ha publicado varios libros suyos (las carmelitas no suelen publicar obras y cuando lo hacen es de forma anónima). Además, han grabado diversos CD’s.

“Todos los jueves, a las 21:30h., tenemos una hora adoración al Santísimo, y como hay muchas personas que no puede venir físicamente, la grabamos y luego la gente ve la hora en streaming desde su casa; esto ayuda a muchos a tener sus momentos de oración”, explica la Madre Olga, que acaba de publicar una obra, titulada Hallareis vuestro descanso. Se trata de 30 meditaciones diarias dedicadas al Sagrado Corazón de Jesús. “Este libro”, indica la priora, “además de adentrarse en la espiritualidad del Sagrado Corazón, cuyo mes en el tiempo litúrgico de la Iglesia es junio, explica cual es nuestro carisma de carmelitas samaritanas”.

La ceremonia de hoy martes la vivirán con especial intensidad, dado que esta misma semana, el jueves día 4 por la noche, la comunidad, incluido el grupo de fieles seglares que beben de su espiritualidad, iniciará un retiro. Pasarán todo el viernes ante el Santísimo, expuesto en acción de gracias. El sábado los fieles laicos irán a la basílica vallisoletana de la Gran Promesa para renovar su consagración al Sagrado Corazón y ya el domingo, dentro del monasterio, todos juntos celebrarán la procesión del Corpus, que por primera vez estará abierta al público.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·