Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

“Mismo sabor, nada de azúcar”. Conventos españoles empiezan a elaborar productos para diabéticos y gente saludable

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El aumento del número de personas que deben restringir la ingesta de productos azucarados y el mayor interés por una dieta saludable baja en grasas y azúcares ha provocado la llegada masiva a tiendas y supermercados de los productos sin azúcar. Una auténtica revolución en el mundo de la alimentación, de la que se hacen eco los obradores de los conventos.

Es el caso del monasterio de Santa María del Socorro, en pleno casco histórico de Sevilla, que pensando en los nuevos hábitos de sus clientes, están elaborando dulces sin azúcar de primera calidad. Eso sí, tan dulces y tradicionales como los de siempre.

La idea de elaborar dulces que no contuvieran sacarosa viene de lejos. Las personas con problemas con el azúcar está creciendo y cada vez eran más quienes preguntaban a las religiosas de Santa María del Socorro por especialidades sin azúcar durante las diversas ferias de dulces de convento que realizaban por varias ciudades españolas. Los propios organizadores de las exposiciones animaron a las religiosas a innovar y entrar "en un mercado nuevo y desconocido", como asegura Sor Elena, encargada del obrador del monasterio sevillano.

Las religiosas de este convento se pusieron manos a la obra y con todo el cariño y dedicación que las caracteriza, comenzaron a pensar en los viejos fogones del convento, que ya va camino de los cinco siglos de historia. La tarea era difícil, puesto que necesitaban encontrar un producto que no contuviera sacarosa, que no fuera artificial y que no alterase ni el sabor ni la presentación del dulce. Por fin encontraron el producto ideal: el maltitol. Un alcohol de azúcar que "es muy conveniente para aquellas personas que deben evitar un aumento rápido de glucosa en la sangre", comenta Sor Elena. Esto se debe a que las enzimas humanas digieren el maltitol mucho más lentamente que el azúcar refinado o de caña.

Las religiosas empezaron a probar el maltitol para dos de sus recetas clásicas: los almendrados y las cocadas, que ya se pueden adquirir vía online a través de www.monasteriosyconventos.com.

Sor Elena afirma que esta variedad "ha sido y es todo un éxito". Asegura que "tras comprobar el éxito que han tenidos estos dulces", este mes veremos en la web de 'Monasterios y Conventos' las rosquillas de Estella sin azúcar

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·