Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Nadie se quedará sin poder enterrar a sus familiares

La diócesis de Madrid intermediará para que las personas sin recursos den sepultura cristiana a sus muertos

Desde el arzobispado se anima a acudir a párrocos y capellanes para que orienten sobre los servicios municipales y los columbarios gratuitos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Instrucción Ad resurgendum cum Christo que ha presentado la Congregación para la Doctrina de la Fe, está trayendo cola. La mayoría de los medios de comunicación se han hecho eco de la noticia. Sin embargo, muchos católicos incluso no creyentes, continúan sin entender los motivos de estas recomendaciones de la Iglesia, cuyo fin es salvaguardar la dignidad e identidad de la persona y frenar los abusos que se están cometiendo con las cenizas de los fallecidos.

Cementerio de La Almudena. Cementerio de La Almudena.

Una de las obras de misericordia es el deber de enterrar cristianamente a los muertos. Y con la última instrucción Ad resurgendum cum Christo, la Iglesia recuerda la dignidad del cuerpo humano incluso después de la muerte.

Así como no se amputan partes del cuerpo humano y repartírselas entre los familiares, ni se esparcen por los campos de fútbol o se diseñan joyas con estos miembros, tampoco se hace con las cenizas de los muertos. Esta es una de las explicaciones que da la Iglesia sobre el deber de dar sepultura, incluso si se opta por la incineración.

Para muchas personas, sean creyentes o no, el problema radica en que un entierro es mucho más caro que una incineración y muchas familias no disponen de los recursos suficientes. Y tampoco cuentan con un seguro de decesos.

 En estos casos, desde el arzobispado de Madrid se anima a acudir con confianza y sin temor, a los párrocos y capellanes de los tanatorios para pedir acompañamiento y asesoramiento ante la muerte de un familiar o allegado. “Nadie que quiera recibir sepultura cristiana y no disponga de recursos económicos, se va a quedar sin enterrar a sus muertos”, afirman fuentes del arzobispado de Madrid a Religión Confidencial.

Así, las mismas fuentes recuerdan que los ayuntamientos disponen de recursos gratuitos para dar sepultura a los fallecidos si n se dispone de medios económicos. Además, algunas parroquias cuentan con columbarios económicos incluso gratuitos para los fallecidos. Por ejemplo, la Iglesia de Soledad Torres Acosta en el barrio madrileño de las Tablas, cuenta con columbarios gratuitos para niños y jóvenes fallecidos.   

Desde el arzobispado de Madrid se recuerda que “además de proteger la dignidad e integridad de la persona fallecida, la Iglesia recuerda que los cristianos formamos una comunidad de vivos y muertos. Visitar a nuestros familiares fallecidos en sus tumbas, y rezar por ellos, es un acto de comunión entre todos los cristianos”, recuerdan desde el arzobispado de Madrid a ese Confidencial.

Lo que cubre los seguros de decesos 

Por otra parte y ante esta nueva instrucción de la Iglesia Católica, aquellos que quieran dar sepultura a sus familiares, ya sea por inhumación (enterrar el cadáver) o bien, depositar las cenizas tras la incineración en una tumba o nicho, deben informarse sobre los servicios que cubren los seguros de decesos, ya que muchos de ellos, aunque no se disponga de una tumba, sepulcro o nicho en propiedad, cubren la inhumación en un sepultura durante al menos diez años, así como el féretro y el tanatorio. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·