Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Considera injustas las críticas vertidas contra la exhortación apostólica

Amoris Laetitia: el arzobispado de Granada afirma que no existe fractura entre los últimos papas

La diócesis publica un artículo de un consultor de la Santa Sede, en el que explica que Francisco no cambia la doctrina esencial de la Iglesia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El último boletín de noticias del arzobispado de Granada publica un artículo de Rodrigo Guerra, miembro del Consejo Pontificio Justica y Paz, y de la Academia Pontificia de la Vida, en el que afirma que “no existe fractura entre el Magisterio de los últimos pontífices”. El escrito lleva por título “Amoris Laetitia: desarrollo orgánico y fidelidad creativa”.

Papa Francisco. Papa Francisco.

El artículo está publicado en el blog de la web de la archidiócesis de Granada “Ciudad de Dios y de los Hombres” y el autor es el mexicano Rodrigo Guerra, doctor en Filosofía por la Academia Internacional de Filosofía en el Principado de Liechtenstein y miembro también del equipo de Reflexión Teológica del CELAM (Consejo Episcopal Mexicano).

Este consultor de la Santa Sede comienza su artículo recordando que en 1970 algunos filósofos católicos “veían con reservas y/o con abierta desconfianza la reflexión de Wojtyla” sobre su libro Persona y Acción.

“Varios de ellos eran importantes profesores tomistas que no estaban acostumbrados a volver a las cosas mismas sino más bien a la repetición de un cierto canon de ortodoxia filosófica. En lugar de afirmar la verdad como adecuación de la inteligencia a la realidad, parecían sostener implícitamente que la verdad es la adecuación de la inteligencia a Santo Tomás. Todo les parecía insatisfactorio en Wojtyla: el método, el lenguaje, la propuesta”, señala Rodrigo Guerra en su artículo.

Encontrar resistencias

El consultor de la Santa Sede prosigue: “He querido recordar esta escena para ilustrar cómo no es extraño encontrar resistencias en el momento en que el pensamiento cristiano da un nuevo paso hacia delante. Estas resistencias, por lo general, argumentan falta de fidelidad a la herencia recibida, el usar un lenguaje renovado que se considera ambiguo y los muchos riesgos que pueden venir si se adopta tal o cual iniciativa a partir del nuevo enfoque adoptado”.

El experto explica que el Francisco no cambia la doctrina esencial de la Iglesia porque “sabe bien que el depósito de la fe no es una invención arbitraria que pueda  transformarse con ocurrencias más o menos afortunadas. El depósito de la fe es un don que es preciso custodiar. Pero esta custodia no consiste en colocarlo al interior de un refrigerador para que hiberne y se suspenda su metabolismo. Al contrario, el dinamismo de un Dios vivo que se entromete y compromete con nuestra historia para redimirla es el que debe eclosionar cotidianamente a través de la actividad pastoral de la Iglesia y en particular por medio del ministerio del Sucesor de Pedro”.

En el artículo publicado en la web del arzobispado de Granada, Rodrigo Guerra insiste en que “algunas de las críticas que ha recibido últimamente nos parecen infundadas e injustas. Amoris laetitia es un verdadero acto de magisterio pontificio. Es muy atrevido, además de teológicamente inexacto, insinuar que esta Exhortación apostólica es una suerte de opinión personal, un tanto privada. El Papa ejerce su munus docendi de múltiples maneras: pensemos en sus mensajes, discursos y homilías, y sin lugar a dudas, en sus Encíclicas o en sus Exhortaciones apostólicas post-sinodales. Más aún, cuando estas últimas, brotan precisamente de un amplio ejercicio de sinodalidad, lo cual no es algo menor”.

El artículo explica que la exhortación apostólica del Papa Francisco está en sintonía con Santo Tomás de Aquino, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Finaliza diciendo que “lo que tenemos delante es una fidelidad creativa que permite en términos prácticos mirar qué importante es dar primacía al tiempo sobre el espacio, como enseña el querido Papa Francisco”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·