Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Mercedes De La Torre

Un sínodo para hablar con libertad sobre la pastoral familiar

Este jueves y viernes se llevará a cabo en Roma el consistorio de la familia convocado por el Papa Francisco en el que participarán más de cien cardenales quienes expondrán libremente sus posiciones sobre la pastoral familiar.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

De este modo, el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi nos ha explicado a un grupo de periodistas la importancia de la reunión que se llevará a cabo en el 20 y 21 de febrero al interior del Vaticano y que contará con la participación del Papa.

 

Personalmente, defino este encuentro como “un pequeño sínodo”, ya que este consistorio preparará los trabajos de la próxima asamblea extraordinaria del Sínodo de los Obispos que será en octubre de 2014. 

 

Un aspecto interesante de esta cita, que será el primer consistorio de esta semana ya que el fin de semana será el segundo para la creación de cardenales, es “el modo libre” con el cual podrán expresar los cardenales participantes su posición acerca de la reflexión que la Iglesia universal realiza sobre la pastoral familiar, que seguramente dará muchos elementos al Papa para "percibir" directamente las diversas opiniones de los miembros del colegio cardenalicio.

 

Se trata de un tema de gran relevancia, como el mismo Papa Francisco lo ha indicado en diversas ocasiones, sobre todo por la necesidad de afrontar a nivel eclesial los diferentes desafíos de la familia actual, con el objetivo de apoyar a las personas que quieren estar cerca de la Iglesia, pero que por sus condiciones “irregulares” (desde el punto de vista canónico), en ocasiones lamentablemente sienten que deben estar “lejos” de la comunidad cristiana.

 

En esta línea, el Papa argentino desde el inicio de su Pontificado, ha recordado que el mensaje del magisterio de la Iglesia es ser “madre” que busca acoger a todos y ha animado a los cristianos a imitar el “buen pastor” para acompañar a todos los que quieren estar “cerca”. En una palabra: Misericordia.

 

Sin embargo, el encontrar los modos para realizarlo junto a los equilibrios necesarios y las propuestas concretas para esta acogida implica e implicará un trabajo profundo que durará al menos hasta octubre de 2015 cuando concluya la Asamblea General del Sínodo de los Obispos.

 

@mercedesdelat


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·