Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El Papa subraya la importancia de los sacramentos en el tratamiento de los enfermos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Vaticano ha hecho público el mensaje escrito por Benedicto XVI con motivo de la vigésima jornada mundial del enfermo que se celebrará el 11 de febrero, fiesta de la Virgen de Lourdes. El Papa ha querido relacionar el tema del mensaje: "Levántate, vete; tu fe te ha salvado!", al "Año de la fe" que comenzará el 11 de octubre de 2012.

En el mensaje, Benedicto XVI manifiesta su "cercanía espiritual a todos los enfermos" y les trasmite el afecto de toda la Iglesia. También agradece a todos los que trabajan en el mundo de la salud porque "con su competencia profesional y tantas veces en silencio, sin hablar de Cristo, lo manifiestan"

El Papa además hace un llamamiento a los enfermos para que encuentren en la fe un ancla segura. Les dice que "quien invoca al Señor en su sufrimiento y enfermedad, esté seguro de que su amor no le abandona, y que nunca le faltará el amor de la Iglesia".

Benedicto XVI dice también que la misión principal de la Iglesia es el anuncio del Reino de Dios y que "este anuncio debe ser un proceso de curación", para ello destaca principalmente los sacramentos de la confesión y de la unción de los enfermos. El Papa asegura que "en la medicina de la confesión, la experiencia del pecado no degenera en desesperación, sino que encuentra el amor que perdona y transforma".

En cuanto a la unción de los enfermos, el Papa dice que es un signo de predilección de Jesús por los enfermos ya que "no sólo ha mandado a sus discípulos a curar heridas sino que ha instituído un sacramento específico". El óleo, materia sacramental de la unción, se nos ofrece como "la medicina de Dios que nos da la certeza de su bondad, nos fortalece, consuela y al mismo tiempo nos remite a la curación definitiva que es la resurección" Benedicto XVI dice que no debe ser considerado un sacramento menos porque es "la señal de la ternura de Dios con los que sufren y beneficia tanto a los sacerdotes como a toda la comunidad cristiana"

Junto a la confesión y a la eucaristía el Papa también subraya la importancia de la eucaristía. Pide a los sacerdotes y a las comunidades parroquiales que aseguren la posibilidad de recibir con frecuencia la comunión a quienes por motivos de saludud o edad no pueden ir a la iglesia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·