Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Primera audiencia general de 2015

El Papa aborda la importancia de las madres en la familia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"Las madres son el antídoto al individualismo, las grandes enemigas de la guerra".

El Papa se reúne con representantes de las comunidades Católicas de Turquía

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

El Papa Francisco ha comenzado el año civil con una audiencia dedicada a las madres de familia a quienes ha calificado como “el antídoto más fuerte para el individualismo” en la continuación de la serie de catequesis sobre la familia. 

Con un mensaje claro y humano, el Papa ha asegurado que “una sociedad sin madres sería una sociedad inhumana porque las madres saben testimoniar siempre, incluso en los peores momentos, la ternura, la dedicación, la fuerza moral”

En esta línea, Francisco ha explicado que las madres son “frecuentemente las que transmiten el sentido más profundo de la práctica religiosa… un mensaje que las madres creyentes saben transmitir sin tantas explicaciones, que llegarán después” y ha agregado que “el germen de la fe está en los primeros momentos, en los más preciosos. Y sin las madres... la fe perdería buena parte de su calor simple y profundo''.

Asimismo, el Pontífice ha recordado que ''todas las personas deben la vida a una madre y casi siempre le deben mucho de la existencia sucesiva, de la formación humana y espiritual’' pero, a pesar de ello, ha alertado que aunque “se la exalte mucho desde el punto de vista simbólico, se la escucha poco, se le ayuda poco en la vida cotidiana y se considera poco su papel central en la sociedad” incluso ha denunciado que “al contrario, a menudo son explotadas a causa de su disponibilidad… para ahorrar así en el gasto de los servicios sociales''.

Además, el Papa ha aceptado que también sucede que no se toma en cuenta a las madres en algunas comunidades cristianas pero ha precisado que “sin embargo, en el centro de la vida de la Iglesia está la Madre de Jesús” por lo que ha concluido que “habría que prestarles más atención y entender mejor su lucha cotidiana por ser eficientes en el trabajo y atentas y afectuosas en la familia; habría que entender mejor a lo que aspiran para expresar los frutos auténticos y mejores de su emancipación’'.

Por último, el Pontífice ha concluido que la Iglesia también “es nuestra madre” por lo que ha afirmado que “no somos huérfanos, somos hijos de la Iglesia, somos hijos de María y de nuestra madre” y ha agradecido a las “queridas madres” por lo que son en la familia y por lo que dan a la Iglesia y al mundo.

Twitter: @mercedesdelat

 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·