Lunes 23/07/2018. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Diez mil alumnos españoles han vivido la experiencia de Scholas Ocurrentes

Presidente de la Fundación Scholas: “No he conocido ningún gobierno del mundo que no pretenda ideologizar la educación”

José María del Corral ha visitado 190 países: "Los jóvenes desean la armonía entre escuela laica y católica”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José María del Corral, presidente de la Fundación impulsada por el Papa Scholas Ocurrentes, ha estado en España tras el encuentro organizado en Italia con universidades de 71 países. Habla con Religión Confidencial sobre algunos logros de esta entidad pontificia: “Los gobiernos de todos los países pretenden siempre ideologizar la educación. El Papa hace un llamamiento para que esta realidad cambie”.

José María del Corral. José María del Corral. RC

En los años que lleva funcionando la Fundación pontificia Scholas Ocurrentes, impulsada por el Papa Francisco, ha montado un “lío monumental”. Su presidente, José María del Corral, ha organizado encuentros entre jóvenes de distintas identidades educativas y confesiones religiosas en 190 países.

“No he encontrado ningún país de los que he visitado que no pretenda ideologizar la educación. Esto es un error”, apunta.

Pacto Educativo

En España, más de 10.000 estudiantes de distintas realidades educativas, han participado en experiencias Scholas. “Son los propios estudiantes españoles que provienen de diversos colegios públicos y religiosos, los que están consiguiendo el tan ansiado Pacto Educativo, y los gobiernos no les escuchan. Ellos tienen la solución”, afirma el presidente de Scholas.

En este sentido, insiste que “los distintos gobiernos españoles dan soluciones que nos les convencen a los estudiantes. Ellos están pidiendo que los colegios sean familia, una educación que les sirva, respeto y tolerancia a todos. Los chicos españoles piden a gritos una convivencia en armonía entre la escuela aconfesional y confesional. Si la cultura del encuentro no se convierte en una experiencia educativa, hemos fracasado”, subraya del Corral a RC.

Por esta razón, el presidente de Scholas subraya que son los gobiernos los que se tienen que poner de acuerdo con los estudiantes en lugar de pelearse entre ellos.

Educación laica y católica

Sobre la convivencia entre escuela pública y escuela concertada católica, el presidente de Scholas lo tiene claro: “Cada colegio debe conservar su propia identidad. La escuela católica, a veces, pierde su identidad y copia otros modelos. Es un error. La educación católica tiene que ser más católica, la judía más judía, y la aconfesional más de lo mismo”.  

Respecto a la asignatura de religión en los colegios públicos, José María del Corral considera que la religiosidad y el sentido de transcendencia debe estar presente en todo tipo de educación y es algo que no molesta a los alumnos.

La ministra comunista italiana  

A diferencia de España, - ningún dirigente político se ha interesado por los logros conseguidos de Scholas, con excepción de la Comunidad de Madrid-, algunos países, en cambio, sí que se están sorprendiendo por las acciones de Scholas Ocurrentes.

“La ministra comunista italiana, que prácticamente nunca había acudido a ningún acto organizado por una entidad eclesial, participó en la experiencia de Scholas. Se impresionó de lo que vio y fue ella quien pidió que se organizaran estos encuentros en toda Italia.  Dijo que esta era la integración que necesitaba la educación italiana”, revela Del Corral.

La experiencia en Argentina

Por otra parte, José María del Corral revela algunos logros conseguidos por los estudiantes de Scholas en distintos países.

“El Argentina, por ejemplo, los chicos fueron los que dieron soluciones más reales al tema del aborto. El Papa dijo: “Ojalá los diputados argentinos tuvieran la altura y el mismo nivel de debate sobre este asunto que estos chicos”.

Otro caso fue el de Paraguay. El gobierno les puso algunos problemas para organizar este encuentro, pero al final dio mucho fruto. “Los chicos reflexionaron abiertamente sobre distintos temas. Por ejemplo, una adolescente llegó con su bebé y otro muchacho le preguntó por qué había tenido un hijo siendo tan joven. La chica le respondió que era la razón por la que se levantaba cada día. La altura de estos jóvenes impresionó al Santo Padre y se lo llevó al pre-sínodo”, cuenta del Corral.



·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·