Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Misa de la Familia: cinco testimonios para un rosario, mucha música y mensaje de Antonelli

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La celebración de este viernes, 30 de diciembre, de la Misa de la Familia ya está preparada. La archidiócesis de Madrid que acoge de nuevo esta fiesta ya ha preparado incluso las indicaciones para organizar a los miles de peregrinos que llegarán desde otras localidades. Y las previsiones hacen pensar que el encuentro será un éxito incluso a pesar de la fecha y de la hora.

Ya se conoce quién se ocupará de las meditaciones de los cinco misterios del rosario –se van a rezar los gozosos-. El primero corresponde a un grupo del Camino Neocatecumenal y se rezará en varios idiomas con traducción simultánea. El segundo se ha encargado a una pareja de novios de la diócesis de Alcalá.

De la tercera meditación se ocupará otra pareja, de la diócesis de Getafe, que tras tres años casados explicarán la grandeza del amor infinito. El cuarto misterio corre a cargo de los Kikos y en el quinto será un matrimonio de la archidiócesis de Madrid, Fabiola y José Miguel, con "15 hijos, pero 4 no llegaron a nacer", como ellos mismos explican, una hija carmelita, Paloma, y otro, Arturo, seminarista, el que hable de la familia abierta a la vida, al amor y a la vocación.

En cuanto al mensaje del cardenal Ennio Antonelli, presidente del Consejo Pontificio para la familia, insistirá en el papel de la familia como educadora primaria de las nuevas generaciones. Aprovechará el encuentro para animar a todos los presentes a acudir a la cita con el Papa en Milán el año que viene.

Y, aunque no vienen los Reyes, no faltará la animación porque habrá música para todos los gustos. El Coro de la JMJ permitirá rememorar la experiencia vivida este verano. También participará la orquesta sinfónica del Camino Neocatecumenal, recién aterrizada de Tierra Santa. Y el propio Kiko Argüello interpretará una de las piezas. Y no faltarán los villancicos, en las voces del coro de niños de Santa Catalina Labouré. Una fiesta de la familia en la que, además, parece que el tiempo acompañará.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·