Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Otras Religiones

Los judíos ven un "aumento del antisemitismo en España": citan la publicación de viñetas nazis o una entrevista al negacionista Irving

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Federación de Comunidades Judías de España están preocupadas por recientes episodios que perciben como un "aumento del antisemitismo en España". Su presidente, Jacobo Israel, han convocado una rueda de prensa para el próximo martes, en la que denunciará lo que consideran ataques al pueblo judío como las viñetas de estética nazi publicadas por la prensa o la entrevista de 'El Mundo' al negacionista David Irving o el recientre boicot a la cantante israelí Noa por parte de ICV en Cataluña. La pasada semana, el embajador israelí, Raphael Schutz, pidió al Gobierno que controle los "ataques antisemitas" procedentes tanto de la "izquierda como de los intelectuales" que se esconden tras la libertad de expresión.

Sólo el anuncio de la publicación de la entrevista a Irving provocó una oleada de quejas por parte de la comunidad judía. Llegó a intervenir el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien a través de un portavoz dijo lamentar "que se dé espacio y tribuna a un historiador que niega la tragedia del Holocausto".

Por su parte, el embajador israelí en España criticó hace pocos días, según una información de Europa Press, que determinados medios de comunicación publiquen "viñetas de cómic de estética nazi", algo que a su juicio "sólo pasa en España porque en otros países europeos esto está considerado delito", y defendió que "la culpa no es de los antisemitas, que los hay en todas partes, sino de los editores y directores que deciden publicarlas".

Condenó también los ataques que ciertos intelectuales del país "como Saramago, Gala o Maruja Torres" realizan a los sionistas, ataques que según prosiguió se esconden bajo la libertad de expresión.

Afirmó, además, que en la sociedad española hay antisemitismo, como demuestra por ejemplo el resultado del estudio que el año pasado se les realizó a los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO), y que desvelaba que el 46 por ciento de los estudiantes afirmaron que no les gustaría tener un compañero judío.