Jueves 27/07/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Familia

Normativa “mordaza” presentada por Unidos Podemos

El vídeo de un irlandés, indignado con la futura ley LGTB, que está siendo compartido por curas y laicos

“Esto es muy fuerte. Cambios de sexo gratis con 16 años y mis gafas cuestan 500€. ¿Dónde están mis derechos?”, exclama

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Numerosas personas, entre ellos unos cuantos sacerdotes, están compartiendo en las redes sociales un vídeo de un ciudadano irlandés, residente en España, en el que muestra su indignación con la proposición de ley LGTB a nivel nacional presentada por Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados. Esta persona, en tono jocoso pero con cierto enfado, explica algunos puntos de esta normativa que, en su opinión, vulneran derechos fundamentales.

Pablo Iglesias en las manifestación del word pride 2017. Pablo Iglesias en las manifestación del word pride 2017.

“Buen día a todos y feliz día del ruido heterosexual para todo el mundo”, así empieza el vídeo que se está haciendo viral en las redes sociales, realizado por un ciudadano norirlandés. La grabación tienen por objetivo analizar la “propuesta de ley mordaza” presentada por Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados, un documento de 58 páginas.

“Lo leí ayer y he resumido lo más importante por amor a todos vosotros y he usado colores diferentes con el fin de no ofender a nadie”, dice en tono jocoso.

El capítulo primero se refiere a la organización administrativa y denuncia la siguiente propuesta: “La creación de agencia estatal, una especie de parlamento, dentro del parlamento puesta para los interés del lobby gay”.

El capítulo tercero, en el ámbito de la salud, este explica que la ley contiene la siguiente obligación: “Todos los profesionales sanitarios tendrán que formarse en diversidad sexual. Los trastornos sexuales ya no podrán ser considerados como enfermedades, y los profesionales sanitarios que ayuden a vencer la atracción sexual hacia personas del mismo sexo,  serán multados e inhabilitados a nivel profesional”.  

Sin el consentimiento de los padres

El tercer capítulo da derecho a un niño, sin el consentimiento de sus padres, a acceder a toda la información acerca de los bloqueadores hormonales y acceso a los mismos, y a los 16 años, sin el consentimiento de los padres, podrás cambiarte de sexo. “¡Totalmente gratis!”, exclama el ciudadano.

Y ante este punto, explica indignado: “Yo fui al dentista hace dos semanas por limpiarme los dientes me cobraron 40 pavos. Mis gafas me costaron 550 euros porque yo tengo una condición objetiva: tengo ojos de murciélago. Como puede ser que yo tenga que pagar 550 pavos por una condición objetiva cuando una persona puede tener una operación gratis por una operación subjetiva. No es justo. Podría pedir que cambie de sexo a las gafas, pido un par de gafos, o que me pongan un par de gafas de chica”, dice.

Cerrarán los colegios  

También muestra su indignación de lo que considera una falta de libertad en el ámbito educativo. Dentro del capítulo séptimo, se insta a que en la etapa infantil se toque la diversidad familiar y los niños y niñas tendrán que estudiar la ideología de género en la asignatura conocimiento del medio.

En la Secundaria, los niños y niñas tendrán que estudiar la historia del movimiento LGTBI en la asignatura de historia. Todos los docentes tendrán que formarse en la diversidad LGTB y los centros públicos y concertados tendrán que promocionar eventos relacionados con los intereses LGTB. Y los centros que no estén conformen con esta ley serán cerrados y los profesores perderán sus puestos de trabajo”.

Bonificaciones a los transexuales

Otra parte en la que muestra su asombro es la que recoge el capítulo VIII, dentro del ámbito laboral. “Los transexuales ahora van a disfrutar de bonificaciones fiscales, subvenciones, y ayudas en cuanto a contratos laborales. Si ellos tienen derecho a tener una bonificación por querer cambiarse de sexo, fíjate en mí, yo soy pelirrojo, soy norirlandés, soy extranjero, tengo ojos de murciélago, soy feíto, tengo cuatro razones más para tener bonificaciones, ¡qué pasa con mis derechos!, exclama.  

El capítulo 12, para él, “es la parte más graciosa y me río por no llorar. Van a edificar un centro nacional que será sufragado con dinero público, para reinterpretar la historia d movimiento LGTBI, es decir tu vas a pagar. Tengo otra idea mejor, creo que todos los políticos de Podemos podrían dedicarse a trabajar voluntariamente, y con ese dinero lo dediquemos a sufragar este centro. En España estamos abortando 100.000 niños al año y tenemos una de las tasas de natalidad más bajas del mundo. ¡Usemos la lógica!”, señala.

El capítulo 17, la Administración Pública da por sentado la autodeterminación del género, sin discriminaciones y “aquí está la parte fuerte –dice- con independencia o no del reconocimiento legal. Por el simple hecho de que yo te diga que me llamo Patricia, tú me tienes que llamar Patricia, y si no me llamas Patricia, te voy a denunciar. Yo soy un pulpo y si tú me dices a mí que no, te voy a denunciar a las autoridades marineras por pulpófobo”.

“Leer esto sí o sí”

Finalmente, anima a todos sus seguidores, a leer la parte de las sanciones “sí o sí” porque la nueva ley va a poner penas de cárcel, cierres de negocios e inhabilitación a todos aquellos que no estén de acuerdo con la nueva propuesta de ley mordaza, con multas de hasta 45.000 euros.

“En el sector público no puedes decir nada en contra del movimiento LGTB. Cualquier portal que esté en contra de los intereses LGTB será bloqueado en España, en Facebook, twitter, ves un video como este y cortan el vídeo”, concluye.

“Somos
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·