Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Mercedes De La Torre

El recuerdo que Gil Tamayo deja en Roma

El mundo vaticano ha seguido de cerca también la elección del nuevo secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Minutos después de la elección del padre José María Gil Tamayo encontré al director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi quien lo mandó felicitar por “la confianza que ha recibido de parte del episcopado español” y le expresó “sus mejores deseos para esta tarea muy importante”.

 


Recordemos que además de la experiencia pastoral y comunicativa en España, Gil Tamayo ha ocupado recientemente diferentes roles importantes en la comunicación de la Iglesia. Personalmente he compartido con él la XIII Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos que se celebró del 7 al 28 de octubre de 2012 de la cual él fue el portavoz en lengua española y el período posterior a la renuncia de Benedicto XVI, sede vacante y el cónclave que eligió al Papa Francisco en marzo de 2013.

La opinión de muchos -y que yo comparto- es que es una persona estupenda, un sacerdote cercano a la gente y un comunicador honesto. De hecho, Lombardi lo calificó como “una persona que estimamos al haber trabajado de cerca con él” y confió que lo considera -también desde el punto de vista de la comunicación- “un colega y un amigo” por lo que le expresa sus mejores deseos “ante esta tarea de gran responsabilidad”.

Entre las numerosas historias que Gil Tamayo recordará en Roma, seguramente se encuentra la oportunidad de haber estado presente en la Capilla Sixtina cuando comenzó el Cónclave que eligió al Papa Francisco. Una anécdota que nos compartió a algunos con sencillez y alegría después de presenciar el momento en el cual los cardenales entraban a este Cónclave histórico -que se llevaba a cabo con el Papa emérito en vida- y el instante en el que vieron la puerta de la Sixtina cerrarse.

Además de su experiencia como comunicador de la Iglesia en estos eventos históricos, Gil Tamayo  realiza una investigación doctoral en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz de Roma en la que compara modelos de comunicación de la Iglesia en Italia y España desde el Concilio Vaticano II.

Por último quisiera recordar que es consultor del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales y tras su reciente asamblea plenaria me aseguró en esta entrevista para Religión Confidencial que “no se puede vivir una esquizofrenia entre la acción pastoral y la comunicación institucional de la Iglesia”.

Por su parte, José María Gil Tamayo agradeció en su cuenta de Twitter las felicitaciones que está recibiendo tras su elección como secretario general de la Conferencia Episcopal Española para el quinquenio 2013 – 2018 y dijo: "Os agradezco vuestras oraciones y felicitaciones por este difícil encargo que me han encomendado los obispos españoles. Dios ayudará". Muchos estamos seguros que desempeñará un buen papel en su nuevo cargo.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·