Miércoles 18/01/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Conferencia Episcopal

Su nota incluye numerosas referencias al documento apostólico

Los obispos celebran la Sagrada Familia con la exhortación del Papa sobre el amor

La monición de entrada para la eucaristía aprobada por la Conferencia Episcopal cita la ‘Amoris Laetitia’, y también a Pablo VI en su visita a Nazaret

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este 30 de diciembre se celebra el primer día de la Sagrada Familia desde que se hiciera pública la exhortación apostólica ‘Amoris Laetitia’ en la que el Papa Francisco recoge las conclusiones de los dos recientes sínodos sobre la familia. Por ello, la Conferencia Episcopal ha recurrido con profusión a este documento del Santo Padre.

El obispo de Bilbao, Mario Iceta, presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia, en una recepción con el Papa. El obispo de Bilbao, Mario Iceta, presidente de la Subcomisión Episcopal para la Familia, en una recepción con el Papa.

Para esta jornada de la Sagrada Familia, la Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida ha editado una serie de carteles y materiales para el 30 de diciembre. Han escogido el lema “Vivir la alegría del amor en la familia”, ya que los obispos recuerdan que “la alegría del Evangelio se refleja en la alegría del amor que se vive y se aprende de modo eminente en la familia”.

En el subsidio litúrgico aprobado para las eucaristías de esta festividad de la Sagrada Familia, la Conferencia Episcopal incluye una monición de entrada, es decir, el breve texto que se lee al inicio de la misa, normalmente después del saludo del celebrante.

En esa monición, la subcomisión de la Conferencia Episcopal que preside el obispo de Bilbao Mario Iceta ha incluido desde el inicio una referencia a la exhortación apostólica del Papa Francisco, la ‘Amoris Laetitia’, en la que precisamente el pontífice se refiere principalmente al amor entre los esposos dentro del matrimonio.

“La alianza de amor y fidelidad, de la cual vive la Sagrada Familia de Nazaret, ilumina el principio que da forma a cada familia, y la hace capaz de afrontar mejor las vicisitudes de la vida y de la historia”, es la cita escogida, que continúa a su vez con una frase que Francisco tomó del Papa Pablo VI en el discurso que dio en 1964 en su visita a la Basílica de la Anunciación de Nazaret: “Lección de vida doméstica. Enseñe Nazaret lo que es la familia, su comunión de amor, su sencilla y austera belleza, su carácter sagrado e inviolable; enseñe lo dulce e insustituible que es su pedagogía; enseñe lo fundamental e insuperable de su sociología”.

“Belleza, verdad y bien” del matrimonio y la familia

Pero además, los obispos de la subcomisión han elaborado una nota en la que reflexionan sobre el significado actual de la fiesta de la Sagrada Familia: y lo hacen sobre todo a la luz de la exhortación apostólica que “este año el Papa Francisco ha regalado a su Iglesia” y en la que “nos impulsa a proponer de un modo renovado e ilusionante la vocación al matrimonio y a mostrar la belleza, verdad y bien de la realidad matrimonial y familiar como un don de Dios, como una respuesta a una vocación excelente”.

Toda la nota para este 30 de diciembre se basa en las conclusiones de los sínodos de la familia que plasmó Francisco en ‘Amoris Laetitia’, con numerosas citas de la exhortación. Las palabras del Papa “nos habla de la grandeza, belleza y bondad del matrimonio y de la familia y, por tanto, de la necesidad de una adecuada formación y preparación de aquellos llamados a cuidarla”.

Ahí incluye “tanto de los seminaristas y sacerdotes, como de los agentes de pastoral familiar, y, ¡cómo no!, de los protagonistas de la apasionante aventura de responder generosamente a la vocación matrimonial: los novios, que deben ser acompañados durante el noviazgo, y los esposos, que deben ser acompañados, particularmente en los primeros años del matrimonio”.

La Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida está presidida por el obispo de Bilbao, Mario Iceta, y también la componen Francisco Gil Hellín, arzobispo emérito de Burgos; Juan Antonio Reig Plà, obispo de Alcalá de Henares; Gerardo Melgar Viciosa, obispo de Ciudad Real; José Mazuelos Pérez, obispo de Jerez de la Frontera; Carlos Manuel Escribano Subías, obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño; y Juan Antonio Aznárez Cobo, obispo auxiliar de Pamplona y Tudela.