Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Sus peregrinaciones son mixtas

El sacerdote Manglano organiza viajes religiosos con jóvenes que incluye rezos y copas: “El santo se divierte”

Jerusalén, Congo y Javier han sido algunos destinos visitados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José Pedro Manglano, sacerdote de Aravaca (Madrid) desarrolla, entre las actividades de su pastoral, sus particulares viajes religiosos en la que no hay beneficios económicos de por medio, sino “ingresos espirituales” de los jóvenes que participan en ellos. Sus peregrinaciones son cien por cien mixtas porque “enriquecen a todos los miembros de la parroquia”.

Manglano junto a un grupo de jóvenes Manglano junto a un grupo de jóvenes

Este sacerdote, que ha escrito unas cuantas decenas de libros (el último Santos de copas), ha organizado viajes en distintos países y siempre con el fin de que los jóvenes crezcan en virtudes y adquieran formación espiritual: México, Medjugorje, Congo, Javier, Santiago de Compostela, Fátima… y por supuesto Jerusalén, ciudad que ha visitado en varias ocasiones.

En la parroquia madrileña San Josemaría Escrivá de Balaguer, en el municipio de Aravaca, acuden a participar de su pastoral más de doscientos jóvenes madrileños y de otras zonas de España que estudian la carrera universitaria en la capital. Mangalano se encarga en la parroquia de cuestiones sociales y jóvenes. 

Este sacerdote tira de la experiencia acumulada durante más de veinte años de trato con jóvenes en colegios mayores masculinos. Ahora existe una diferencia: su público no es sólo masculino, sino totalmente mixto.

Según ha podido saber Religión Confidencial, Manglano se encuentra estos días en Tierra Santa con un grupo de veinteañeros, la mayoría universitarios, entre los que hay incluso más chicas que chicos. Su objetivo es que estos jóvenes aumenten su fe.

Diversión y piedad

Manglano organiza sus peregrinaciones de manera que los jóvenes que le acompañan estén a gusto y puedan bucear en cuestiones profundas: el sentido de su existencia, el porqué de sus convicciones, etc.

Para ello, compagina la diversión y los momentos exclusivamente “piadosos”: salen por las noches, se toman una copa y charlan hasta altas horas de la noche al son de guitarras y cajas flamencas, cuando el ritmo del viaje lo permite. “El santo se divierte, disfruta con todo lo que hay en el mundo”: es una máxima de este sacerdote.

Por otro lado, las peregrinaciones o ‘God Stop’, como las llama Manglano, suelen ser “un chute espiritual”, que implican prácticas piadosas exigentes, si bien adaptadas a las circunstancias de cada uno: vía crucis, ratos de oración, hora santa, vela al Santísimo, laudes…

El párroco de Aravaca intenta, eso sí, que en los alojamientos chicos y chicas duerman por separado y sin abusar de la fiesta y del alcohol. A la vez, indica que son los propios jóvenes los que deciden estas condiciones antes iniciar el viaje, ya que su objetivo, como el de Manglano, es en la mayoría de los casos existencial y no sólo divertirse.

‘Best-sellers’ espirituales

Manglano es autor de una treintena de libros de espiritualidad; algunos de ellos, ‘best-sellers’ de las librerías religiosas. Su último título, ‘Santos de copas’, presentado en 2016, está teniendo hasta ahora una buena acogida en el mercado.

Los títulos dedicados al matrimonio y el noviazgo son los más numerosos y se pueden considerar la especialidad de Manglano, junto a la pastoral universitaria y juvenil en general.

Este sacerdote también ha entrado en el sector de las aplicaciones móviles, precisamente como una manera de llegar a un público joven, asiduo a las nuevas tecnologías. Las plataformas de compra y descarga de las ‘apps’ tienen registradas una decena diseñadas por Manglano. Todas son de contenido espiritual y recogen escritos, charlas y meditaciones del autor en formato digital.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·