Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Católicos

Pérez-Reverte carga en Twitter contra la ya fallecida vidente de El Escorial: “ha muerto forrada de pasta. Dios aprieta pero no ahoga”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras el fallecimiento el pasado sábado de Amparo Cuevas, la vidente de El Escorial, han sido muchos los que han aprovechado para dar opinión sobre su vida y obras a través de las redes sociales. Uno de los que se mostró mas activo fue Arturo Pérez-Reverte a través de Twitter.

Entre otras cosas, el novelista se quejaba de la excesiva cobertura informativa que había tenido el hecho en algunos medios. "Dos páginas en ABC y telediario en Telemadrid para doña Amparo. Marca España. Con dos cojones". Y continuaba: "En realidad me han conmovido ellos, que dedican amplio espacio a la difunta. Dos páginas enteras, le dedica algún diario".

También, criticó con ironía la figura de la vidente de El Escorial poniendo en duda su honradez: "Doña Amparo, que cuando empezó a tutearse con la Virgen era empleada de hogar, ha muerto forrada de pasta. Dios aprieta pero no ahoga". Y continuaba "Pero eso sí. Dicen sus seguidores que emanaba olor a rosas". "Y este es el país que vamos a sacar entre todos de la crisis, oigan. Modernidad, trabajo, honradez y prestigio afuera."

Respecto a la veracidad de las visiones, las ponía en tela de juicio diciendo: "Se llamaba Amparo Cuevas, y vio a la Virgen. En persona. En Fresno de Prado Nuevo, concretamente. Cerca de El Escorial. Ahí mismo. Con la Virgen pegó el taquillazo. Miles de marujas y marujos los primeros sábados de mes,con la Virgen apareciéndose más puntual que el AVE. Eso sí: sólo podía verla doña Amparo. A los asistentes les iba radiando ella el partido. Como Matías Prats padre, pero en vidente mariana. Ya tenía práctica. Antes de eso, un año antes, se le había aparecido Cristo clavado en la cruz. Pero con Cristo tuvo menos audiencia.". Y apuntaba: "Hubo obispos sensatos, como Dios manda, que dijeron que aquello era un circo inmoral. Pero otros ilustrísimas tragaron".

Por otra parte, el escritor también ponía la lupa sobre las influencias que han dado especial relevancia a este lugar: "Monseñor Rouco (mi eminencia favorito después de Monse Roig, el del los gays guarros) autorizó construir una capilla en el lugar de autos. Monseñor Rouco y un ayuntamiento del Pepé, todo hay que decirlo. Gente pía y temerosa de Dios. Dense ustedes una vuelta por allí un sábado de éstos, que se partirán la caja. La bonita fe popular del pueblo santo".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·