Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Zoom

Formas de herejías, patologías esquizofrénicas y afirmaciones solemnes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino, acaba de publicar en Francia un libro-entrevista con el título de Dieu ou rien (Dios o nada) a cargo de Nicolas Diat, en Ediciones Fayard. Extraemos a continuación dos fragmentos de dicho libro:

"La idea de poner al magisterio en una caja bonita, separándolo de la práctica pastoral –la cual puede evolucionar según las circunstancias, modas y pasiones– es una forma de herejía, de patología esquizofrénica. Yo afirmo solemnemente que la Iglesia de África se opondrá a toda forma de rebelión contra el magisterio de Cristo y de la Iglesia".

(...)

"¿Cómo aceptar que los pastores católicos sometan a votación la doctrina, la ley de Dios y la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad y sobre los divorciados que se han vuelto a casar, como si la Palabra de Dios y el magisterio debieran ser ratificados y aprobados con el voto de una mayoría? […] Nadie, ni siquiera el Papa, puede destruir o cambiar la enseñanza de Cristo. Nadie, ni siquiera el Papa, puede oponer la pastoral a la doctrina. Ello significaría rebelarse contra Jesucristo y su enseñanza".

Una visión diferente a la manifestada por el cardenal Sarah en su último libro es la que recientemente ha expresado el periodista Austen Ivereigh, biógrafo del Papa Francisco, en el fragmento de una entrevista recogida en esta misma sección.

- Zenón de Elea.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·