Viernes 20/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

En voz baja

Una parroquia alemana solo para jóvenes, fruto de la JMJ 2005

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Está en Colonia y se llama Iglesia de la Cruz. Es uno de los frutos con los que la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Alemania en el año 2005 regó aquella tierra. Surgió como un punto de encuentro para que los jóvenes católicos de la ciudad se dieran cita y siguieran experimentando esa realidad de una Iglesia viva. Siete años después, las misas de los domingos siguen llenas y la parroquia organiza numerosas actividades.

Lo interesante de esta iniciativa es que los jóvenes generan lazos de amistad y un clima de cercanía que invita a otros jóvenes a acercarse. "Vienen incluso chicos protestantes", explica una de las misioneras que está trabajando con ellos, que cuenta que se han producido algunas conversiones.

Junto al edificio de la iglesia se ha construido una cafetería donde los chicos pueden charlar, confraternizar y compartir su fe a la salida de misa. Además, durante el curso se organizan numerosas actividades y, en los veranos, se prepara un viaje a Taizé, una experiencia que transforma a muchos de estos jóvenes, que descubren la llamada de Dios en la vida de sencillez.

El equipo que se ocupa de las actividades de la parroquia siente que la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia dio muchos frutos que se están viendo poco a poco. "Hay un sentimiento de búsqueda mucho mayor", explica. Prueba de ello es que esta peculiar parroquia se llena cada domingo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·