Jueves 25/05/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Motivado por la llegada en julio próximo del Papa

La visita de Francisco a Bolivia acerca al Gobierno y a la Iglesia

La Conferencia Episcopal del país calificó de "extraordinarias" sus relaciones con el gobierno del presidente Evo Morales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El mandatario y la jerarquía católica se han criticado mutuamente, pues el presidente Morales solía acusar a la cúpula religiosa de apoyar la causa de la derecha criolla, mientras los religiosos consideraron siempre injustificadas las críticas.

papa helicoptero

Un conflicto emergió a fines del año pasado, cuando la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) pidió al gobierno hacerse cargo del pago del doble aguinaldo navideño, mientras el Poder Ejecutivo rechazó la sugerencia, pues Bolivia -argumentó entonces el ministro de Economía, Luis Arce- es un Estado laico por Constitución.

A continuación, la Iglesia, en un comunicado a mediados del pasado mes, se declaró preocupada por la situación económica, la corrupción y la justicia "politizada", evaluaciones que incomodaron al oficialismo. La llegada del papa a Bolivia, prevista entre el 8 y el 10 de julio, en el marco de una gira que incluirá a Ecuador y Paraguay, motivó un acercamiento entre la iglesia Católica y el gobierno para coordinar la visita.

"Cuando hay un objetivo común, pues hay entendimiento, estamos viendo una relación incluso, yo diría, extraordinaria", afirmó José Fuentes, secretario adjunto de la CEB, entrevistado por el canal privado de televisión ATB.

Según el sacerdote, "la visita del papa es un objetivo común del gobierno y la iglesia para bien del pueblo boliviano y les digo que la experiencia que tenemos hasta este momento es de un entendimiento muy grande. Este nivel de coordinación "ojalá sirva de modelo también para otros temas, porque al final todos somos servidores del pueblo boliviano y debemos aprender de esto también para poneros de acuerdo en todo", acotó.

La presencia en Bolivia del fallecido Juan Pablo II en 1988 ha sido la única visita de un pontífice al país. De mayoría católica, Bolivia es un Estado laico desde 2009, cuando fue reformada su Constitución que hasta entonces consideraba el catolicismo como la religión oficial.