Lunes 27/02/2017. Actualizado 01:30h

·Publicidad·

Vaticano

Hay que recuperar la "gracia" del perdón para salir de la crisis espiritual de nuestro tiempo, dice Benedicto XVI

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Cuando el perdón no es reconocido como real y eficaz, dijo este sábado el Papa, se tiende a liberar a la persona de la culpa, haciendo que las condiciones para su posibilidad de ser perdonada nunca se realice. Pero, en lo más íntimo, las personas así liberadas de su culpa, saben que no es verdad y que el pecado existe y que ellas mismas son pecadoras”.

Ante la preocupación por la situación de los jóvenes que los obispos de Brasil le presentaron en sus coloquios, el Papa les explicó que sería muy difícil convencer a alguien de esa juventud de la Iglesia si no se ve en ella a la generación de jóvenes de hoy.

El Santo Padre recordó en particular, las largas filas de jóvenes que en el Circo Massimo, esperaban para confesarse dando a muchos sacerdotes la confianza en el sacramento de la penitencia. Y en este contexto, el Papa subrayó que el núcleo de la crisis espiritual de nuestro tiempo tiene sus raíces en el oscurecimiento de la gracia del perdón

El Papa afirmó que “necesitamos el perdón que constituye la semilla de toda verdadera reforma, rehaciendo a la persona en lo más íntimo y haciéndose también el centro de la renovación de la comunidad. “Solamente a partir de esta profunda renovación del individuo -afirmó Benedicto XVI-es que nace la iglesia, nace la comunidad que une y sustenta en la vida y en la muerte. Y a medida que se realiza esta purificación, al principio ardua, se va haciendo cada vez más jubilosa. Esta alegría –concluyó el Papa- debe revelarse cada vez más en la iglesia contagiando al mundo porque ella es la juventud del mundo.