Domingo 24/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

La web del Vaticano publica un e-book con frases y fotos del papado de Benedicto XVI

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los reconocimientos a la labor de Benedicto XVI como Papa se suceden. Y el Vaticano no ha querido ser menos. Además de las Eucaristías y palabras de agradecimiento celebradas hasta ahora, su página web ha publicado un libro electrónico que recoge diversas frases entresacadas de encíclicas, exhortaciones apostólicas y discursos del Pontífice emérito, junto a fotos que ilustran buen parte de su actividad diaria. Destacan imágenes entrañables con bebés, niños y jóvenes, fieles de toda raza y continente. Un bello gesto disponible en un click y que concentra, en la medida de lo posible, la densidad de un Papado para el recuerdo.

"Después del gran papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mí, un simple y humilde trabajador de la viña del Señor". Con estas palabras, saludaba a la multitud congregada en la plaza de San Pedro el cardenal Ratzinger, justo después de ser nombrado sucesor del polaco. Y así como iniciaba su Pontificado, empieza también el e-book que la web oficial del Vaticano ha publicado en agradecimiento al alemán por sus ocho años de pontificado.

Nada más entrar en www.vatican.va, al internauta se le ofrece la posibilidad de acceder al documento. 62 páginas en que se recogen, de forma sencilla y didáctica, algunas de las expresiones más significativas de Benedicto XVI durante estos ocho años de gobierno eclesial. Después de cada frase, un link dirige al texto en el que se enmarca: alguna de las tres encíclicas, una carta apostólica, una exhortación, una homilía.

Quizá la parte que genera un cariño especial y emociona tiene que ver con lo visual. Cada pequeño texto viene acompañado por una imagen del Santo Padre, a menudo del contacto con fieles de a pie en sus viajes. Bendiciendo, besando a sus discípulos de menor edad, orando ante la Eucaristía, sujetando una vela, leyendo la Palabra o en algún acto con miembros de otras religiones: así aparece en cada una de las páginas.

Para cerrar el libro electrónico, figura la declaratio de renuncia del 10 de febrero de 2013, en la cual anunciaba su abandonar el gobierno eclesial por falta de fuerzas físicas y espirituales el día 28 a las ocho de la tarde: "...declaro que renuncio al ministerio del obispo de Roma, sucesor de San Pedro, que me fue confiado por los cardenales". Un gesto de merecido agradecimiento de la Santa Sede para con quien ha regido sus destinos de forma admirable.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·