Martes 19/09/2017. Actualizado 16:50h

·Publicidad·

Vaticano

Monteiro de Castro nombrado secretario de la Congregación para los Obispos tras nueve años de Nuncio en España

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Papa ha nombrado a Manuel Monteiro de Castro, hasta ahora Nuncio en España, nuevo secretario de la Congregación para los Obispos. Sucede al arzobispo Francesco Monterisi, que a su vez ha sido nombrado arcipreste de la basílica romana de San Pablo Extramuros, en sustitución del cardenal Cordero, cuya renuncia ha sido aceptada.

 

Monteiro, que fue nombrado Nuncio en España en marzo del año 2000, ha protagonizado una larga estancia de nueve años, durante los que ha desempeñado su labor con prudencia y dedicación, durante una etapa complicada en la que ha habido dos cambios de Gobierno, los atentados del 11 M, y las ofensivas del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero en materias como los matrimonios gay, Educación para la Ciudadanía o la ley de aborto. Además, también se produjeron cambios en la cabeza de la Conferencia Episcopal Española, y la visita de Benedicto XVI a Valencia.

 

El 15 de febrero de 2008 se reunió en la Nunciatura con Rodríguez Zapatero para rebajar la tensión entre el Gobierno y la Iglesia Católica.

 

Su nombramiento como secretario de una Congregación tan importante como la de Obispos es poco común, por cuanto Monteiro de Castro tiene ya 71 años, y lo habitual en la Santa Sede es que estos puestos, que exigen una gran dedicación, lo ocupen personas de menos edad, como acaba de ocurrir con el nombramiento del secretario del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos, Juan Ignacio Arrieta, y el del Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, el dominico Joseph Augustine Di Noia.

 

Nacido en Santa Eufemia, archidiócesis de Braga (Portugal), en 1938, Manuel Monteiro de Castro fue ordenado sacerdote el 9 de julio de 1961. Licenciado en Derecho Canónico, entró en el Servicio Diplomático de la Santa Sede en 1967, prestando servicio en las representaciones pontificias en Panamá, Guatemala, Vietnam, Australia, México y Bélgica. En 1981, durante un período de seis meses, colaboró en la Secretaría de Estado en Roma.

 

En 1985 fue nombrado arzobispo titular de Benevento (antigua Beniata, de la metrópolis de Cartago) y pro-nuncio Apostólico de Trinidad y Tobago. En agosto de 1990, fue nombrado Nuncio Apostólico en El Salvador y Honduras, y en febrero de 1998, nuncio en Sudáfrica. Conoce los idiomas italiano, español, inglés, francés y portugués.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·