Jueves 21/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Vaticano

Martínez Camino describe al Papa Francisco con perfil de santo y que vive en un ambiente de oración

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Juan Antonio Martínez Camino, portavoz de la Conferencia Episcopal Española, ofreció una rueda de prensa para valorar el nombramiento de Francisco. Ante todo subrayó que es un Papa que confía en la Misericordia de Dios y que enseña la "pobreza espiritual". El entonces cardenal Bergoglio predicó los ejercicios espirituales a la Conferencia Episcopal Española en el año 2006. Desde esta experiencia, Martínez Camino ofreció su punto de vista sobre la figura del nuevo Santo Padre. "En la primera meditación nos hablaba de la indiferencia espiritual ante el dinero, el honor y la gloria. Lo único que interesaba es el amor a Dios, a la pobreza y tener una gran fortaleza de ánimo".

En cuanto a la elección del nombre, Martínez Camino afirmó que el Papa es jesuita y, probablemente, recordaría la figura de San Ignacio cuando se convirtió viendo la vida de los santos, en especial la de San Francisco: "Si San Francisco ha hecho esto, ¿por qué yo no?". De ahí que tenga vida de oración, y como ya algunos publican, mucha vida en austeridad que llevaba en Buenos Aires. Por otro lado, mencionó que tiene muy viva la espiritualidad del catolicismo español en cuanto que tiene muchos escritos sobre San Ignacio y los Ejercicios Espirituales, además de culminar siempre sus oraciones a la figura de San José. Mencionó también que tiene devoción por Santa Teresita de Liseux y por la Virgen Desatanudos: la que desata los nudos del pecado en la existencia humana. Destacó que es un hombre que vive en un ambiente de oración, un Papa con "perfil de santo".

En el turno de preguntas comentó que su relación con Benedicto XVI será muy buena, pues "son dos hombres de gran personalidad. Que casi seguro no habrá conflicto entre ambos y más bien buscarán siempre vías de apoyo". La rueda de prensa acabó con la reflexión de renovar el ánimo de los cristianos con alegría pues la Iglesia tiene un nuevo pastor.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·